V Liga Gallega de Fútbol Americano: Santiago Black Ravens 52-7 Vigo Guardians

“Después de cada Guerra


alguien tiene que limpiar.


No se van a ordenar solas las cosas,


digo yo.
”

Fin y principio, Wislawa Szymborska

15129433_1236449689763882_6372054468537612860_o

De vuelta en Santa Isabel para otro inicio de competición, como locales, de los Black Ravens, que recibían a los Guardians en la 2ª jornada de la LGFA. Los Black Ravens venían de ganar a domicilio a los Towers, vigentes campeones por un resultado de 8-18 en la jornada precedente, dando un giro en el inicio de la presente campaña, a lo acontecido en el último enfrentamiento entre ambas escuadras en la IV edición de la LGFA que supuso la virtual consecución del título, refrendada más adelante, para los Towers.

Hablábamos en aquella crónica del gran trabajo de la defensa de los Ravens y de la unidimensionalidad trágica de su ataque: los Ravens de la IV edición de la LGFA eran más planos que la tierra antes de Colón, balón a Gandhi en el 90 % de los hand off y a buscarse la vida. No se sabía si había orquesta porque no había batuta o, al menos si la había, los espectadores estábamos completamente sordos porque no escuchábamos ninguna melodía (y, al menos yo, no me parezco a Beethoven, ni por asomo).

La frustración del equipo era evidente. Cuando todo bascula sobre una pieza y esa pieza falla, se lesiona, no se puede contar con él, el edificio se viene abajo, se derrumba: eso eran los Ravens en la pasada edición de la LGFA: un barco sin timón, los restos del naufragio, los escombros tras la demolición…una simple cuestión de tiempo.

_mg_5510_mg_5542 _mg_5583 _mg_5591

A veces es necesario tocar fondo para tener perspectiva sobre la situación. Como diría el flamante Premio Nobel de Literatura 2016: “…and watched out for a simple twist of fate.”

Y eso es lo que les ha sucedido este año a los Black Ravens: un giro del destino. Han salido renovados de las llamas que los consumieron en la pasada edición de la LGFA para convertirse, naciendo de sus propias cenizas, en un fénix demoledor que, cimentado en las virtudes que yacían en los rescoldos de las brasas, en su innegablemente poderosa defensa, se han reconvertido por completo en ataque, ofreciendo una cantidad de variantes que colapsaron completamente la respuesta de unos Guardians que se vieron incapaces de intuir que se habían metido, sin percatarse, en el ojo del huracán.

Con el silbato inicial llegó la lluvia a Santa Isabel en forma de chaparrón y para los visitantes no dejó de llover durante todo el partido: Ricardo García Paniagua “Cherubini” #4, QB de los Ravens, se puso a los mandos de la unidad ofensiva y comenzó el recital de juego de los locales.

_mg_5623 _mg_5874 _mg_5910

Ricardo ha crecido de forma exponencial esta temporada. Siempre había tenido buena visión de juego, pero la duda en la toma de decisiones en momentos puntuales le restaba confianza en su juego, además de hacerlo asumir mucho castigo innecesario por parte de los rivales. Pero este Ricardo no es el que era, este QB es una versión 2.0 que no arriesga la bola, que corre cuando tiene que hacerlo y que tiene un láser en la manos que lanzan el balón a sus receptores en el momento preciso para facilitarles el trabajo y con una puntería del tipo Aaron Rodgers is in DA HOUSE!!!

Con Ricardo como bisturí, la ofensiva desplegó las variantes de pase y carrera a placer, con un trabajo excelente por parte de todo el elenco de armas disponibles: Ignacio Valero Pradera “Wally” #23, Iago Castro Charlón “Swaggerback” #87, como no Pablo Gandarillas García “Gandhi” #3 (que sigue haciendo lo que quiere, cuando quiere…)

Pero por encima de todos, en este partido, un titán llamado David Cebeiro Castro “Cebe” #24, que se transformó durante todo el choque en un imán que el balón no tenía posibilidad de esquivar: 4 TD, 3 INT, una pila de yardas de carrera, de recepción y de retorno en las intercepciones que lo convirtieron en el protagonista absoluto del partido.

_mg_5651 _mg_5768Evidentemente, sus números son el reflejo del trabajo sordo de sus compañeros (bloqueos, marcajes de la defensa a otras piezas de la ofensiva que le daban más tiempo tanto a él como a Ricardo de conectar, etc). Esto, por si alguien no lo sabe, es un trabajo de EQUIPO, y eso es lo que son los Ravens este año: un EQUIPO.

_mg_5667_mg_5669¿Qué ha cambiado?

Pues en primer lugar y, sin duda algo fundamental en este deporte, es que se ve algo de lo que carecía la versión anterior de los Ravens: ORDEN. Se nota este orden tanto en los pequeños detalles (organización en la banda, con criterios claros a la hora de formar los grupos para analizar las situaciones que se van dando durante el partido), como en los grandes (un playbook muy bien trabajado, unos jugadores implicados, una buena ración de DISCIPLINA).

_mg_5564

_mg_5666

¿Quienes son los artífices de este cambio?

Pues, sin duda, al margen de los jugadores que son los verdaderos protagonistas, el nuevo staff técnico encabezado por José “J” Jiménez Soriano, Head Coach, convertido en una especie de Lombardi o Landry con ese toque vintage que le confiere el fedora con el que cubre su cabeza (como solían hacer los más grandes en los tiempos míticos de este deporte). Muy bien secundado en la banda por Dani, James, el ,todavía en proceso de recuperación, Fernando y compañía. El trabajo ofrece resultados. Como decía el gran Vince Lombardi: “La medida de lo que somos es lo que hacemos con lo que tenemos”.

_mg_5890 _mg_5742 _mg_5684 _mg_5930

Los Ravens, el pasado domingo, fueron una apisonadora total ante la que, unos valientes Guardians, no pudieron hacer nada. Solo en las postrimerías de la primera mitad el coraje de los vigueses les dio la posibilidad de anotar su único TD del partido gracias al empuje y al coraje de su RB Iago Auburg Ferreira #23, que se batió el cobre toda la tarde contra la correosa defensa local que sólo concedió esa anotación y la consecuente transformación del punto adicional.

_mg_5750 _mg_5754 _mg_5882

A destacar también el enorme esfuerzo realizado por el QB visitante Ismael Costas Fandiño #1 que tuvo la desgracia de sufrir una lesión en la segunda parte del choque. Desde aquí le deseamos una pronta recuperación.

El resto del menú lo pusieron los Ravens: 24 puntos en la primera mitad y 28 en la segunda. La defensa en su nivel habitual poniendo los cimientos. El ataque haciendo su trabajo: CONSTRUIR.

Resultado final 52 a 7.

El fútbol, el de verdad, ha vuelto a la ciudad…

Si quieres ver más fotos del partido PULSA AQUÍ.

 

 

 

 

 

 

 

 

IV LGFA: Black Ravens 0-12 Cazuza Towers

Captura

El último día de enero Black Ravens y Towers se enfrentaban en Santa Isabel en un partido que iba a dilucidar, con permiso de Guardians y Bestas, el ganador de la IV LGFA.

La tarde hizo un guiño al juego. Chispeó en algún momento pero, en general, la climatología se alió con el espectáculo permitiendo que la hinchada, tanto la local como las animadas hordas cascarilleiras, disfrutasen del envite.

24759225855_61f254c1cd_z

Llegaron los Towers enfundados en esa segunda equipación que provoca una ganas locas de subrayar los apuntes y se trajeron además a su propio equipo de cheerleaders, innovación en la competición, que animaron desde la banda visitante durante todo el partido.

Los Black Ravens llegaban al partido mermados por la lesión del Gran Capitán Fer, por algún que otro sancionado y por un par de ausencias notables en su línea ofensiva que a la postre fueron definitivas para el desenlace del choque.

24391564799_9f0305af25_z
Black Ravens

24132386393_106fca9824_z
El espíritu de Fer

El drive

Se inició el partido con posesión para el equipo visitante que consiguió establecer un juego de carrera constante provocando una sangría continua en la línea defensiva de los campeones. Tanto Ramiro Edreira Pato #20 como David Pérez Villar #21 conseguían leer perfectamente los huecos que su línea iba horadando en la defensa Raven para sumar un primer down tras otro llevando al equipo profundo en terreno local.

24733015586_1229ef5dfd_z
Ramiro Edreira Pato #20

24759235805_7fedec53f5_z
Ramiro Edreira Pato #20

24391591119_538cd7b4ba_z
4º down: QB Sneak Carlos Pastoriza #8

Ravens reaccionaron forzando un cuarto down que resolvió el ataque local con un sneak de su QB Carlos Pastoriza #8 colocando a los Cazuza Towers en la red zone de los campeones.

Un drive impoluto sustentado en la carrera, primer down en la red zone de los Ravens, los campeones ajustando la caja para frenar a los aspirantes y voilá: los fosforitos atacan directos a la yugular. Carlos Pastoriza #8 encuentra a Brais Prieto Mexigos #13 que gana la partida a su par en la end zone local: TD. Demoledor ejercicio de cirugía. No hay conversión de punto extra. Los Towers se adelantan en el marcador por 0 a 6.

24641448202_eb23fc3cd6_z
TD: Brais Prieto Mexigos #13

Un error de apreciación

Lo que sucede en el campo se queda en el campo. El drive que realizaron los Towers obtuvo un merecido premio con una anotación que, sin embargo, no debió haber subido al marcador. Pero desde tribunas como esta no rearbitramos los choques, sólo intentamos ser objetivos.

Yo estaba apostado en la parte de atrás de la end zone de los Ravens junto al backjudge y, sobre el terreno de juego, mi impresión ya había sido la de que el balón capturado por Brais había tocado el suelo. 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Incompleto (Incogno Art Photography)

Esto no es la NFL, no hay challenges ni tenemos la tecnología que nos permita corregir errores de apreciación, que se producen y que son asumibles porque todos sabemos que errar es humano y que la labor arbitral en este deporte es complejísima y desde aquí ya hemos hecho énfasis, hemos destacado en repetidas ocasiones, el gran nivel del arbitraje en nuestra liga. De hecho otros errores de apreciación durante el mismo choque fueron solventados tras la reunión de los árbitros que cambiaron algunas de la decisiones que habían marcado en primera instancia, con buen criterio.

¿Qué hubiese sucedido si se hubiese pitado el incompleto? ¿Hay vida en Marte? ¿Volverá Tebow a jugar en la NFL, Vik? ¿Panthers o Broncos? y bla, bla, bla…

No importa. Es una tontería hacer cábalas sobre algo que ya es inamovible. Towers hubiesen tenido todavía otras tres oportunidades más y, reitero, su drive había sido ejemplar y merecedor del premio cosechado.

No obstante (y tómese este comentario completamente al margen de lo sucedido en la jugada narrada en los párrafos anteriores) tal vez en partidos como el disputado el domingo y, sin dejar de aplicar el reglamento (evidentemente), los árbitros, como jueces máximos de cada acción sobre el terreno, deberían ser capaces de contemporizar, de dar sosiego y mesura, a unos jugadores que están al doscientos por cien, jugándose un campeonato a cara de perro, pero con hombría y caballerosidad (comportamientos que no siempre se garantizan sobre un terreno de juego) y que necesitan, en ocasiones, de un desahogo verbal, que no siempre puede traducirse en una falta por conducta antideportiva. Faltar al respeto al oponente no debe permitirse. Que los jugadores hablen debe tolerarse.

Un árbitro ha de decidir y solucionar un conflicto entre partes y velar por el cumplimiento del reglamento y para resolver este conflicto ha de sosegar, nunca crispar, los ánimos. Creo que todo el mundo debería reflexionar al respecto. Los jugadores intentando frenar sus impulsos, los árbitros tomándose un instante antes de hacer volar el pañuelo.

A la proliferación del amarillo sobre el césped de Santa Isabel tuvo la jocosa ocurrencia, mi gordo Vik, de llamarlo “la Kleenex Bowl” aunque él lo escribió con C (y no con K) porque sus tissues deben de ser de los chinos…

“Muchas veces ayudó una broma donde la seriedad solía oponer resistencia” un tal Platón. (Linebacker)

IMG_8222

nfl_penalty_flag
¡Marchando uno para el escribidor!

Como íbamos diciendo…

Tras este primer drive dinámico y certero pergeñado por los Towers el partido se convirtió en una master class de ambas defensas.

La de los Towers contenía los intentos de la línea ofensiva de los Ravens por abrir huecos que permitiesen a John Persons #6, Pablo Gandarillas #3 e Ignacio Valero #23 conseguir primeros downs. Sólo el potencial atlético de Gandhi #3 conseguía imponerse en algunas ocasiones a la defensa blue.

24733077436_75de1693d9_z
Gandhi #3

24666765811_dc2547ef7f_z
Gandhi #3

24642448802_90a42cf665_z
Gandhi #3

La de Ravens ajustó lo necesario tras el primer drive y se convirtió, desde mi punto de vista, en la gran protagonista del partido, hasta que la banda de los Ravens decidió cometer suicidio…

Naufragio

Con 30 segundos por jugar del segundo cuarto, el ataque de los Black Ravens decide, en tercer down y en su propia yarda 20, pedir un tiempo muerto.

No entendí en ningún momento la lógica que tenía esta decisión tomada (o consentida) desde la banda. En todo caso, creo que lo más apropiado hubiese sido jugarse ese tercer down con el tiempo muerto todavía en el bolsillo y, en caso de conseguir un primer down, pedir entonces el tiempo muerto para jugarse la última bola de la primera mitad, o declinar si la situación llegase a cuarto down.

¿Qué beneficios tuvo esa decisión?: Cero.

Lo que ya no puedo clasificar con ningún adjetivo que no raye lo soez, es lo que sucedió a continuación: Black Ravens no sólo no lograron un primer down, sino que decidieron jugarse un cuarto down en su propia yarda 20 y con tiempo para el adversario en caso de  fracaso (20 segundos todavía en el marcador). Resultado de todo este estropicio: turnover on downs y posesión para los Towers en la yarda 20 de los Ravens con 12 sergundos por jugar.

Lo que me pregunto es: ¿Para qué se pidió ese tiempo muerto en tercer down? ¿No hubo una instrucción clara por parte del staff de que, en caso de no conseguir un primer down, habría que declinar y alejar el peligro de la end zone? ¿Se han convertido los cuervos tricampeones en un pollo sin cabeza?.

En un partido normal esto sería un error grave.

En el partido en el que te estás jugando el campeonato y, hasta ese instante, tienes el average a favor (Black Ravens trajeron del partido de ida una ventaja de 7 puntos) esas dos decisiones, absolutamente inexplicables, te han costado con casi total seguridad, el campeonato.

Se abre un tiempo para una profunda reflexión en la organización capitalina. Desde el terreno de juego, involucrados en el fragor de la batalla, es fácil que los jugadores puedan equivocarse. Para eso está el staff técnico y, en último lugar, el head coach.

Si el capitán no consigue mantener el rumbo, el barco va a la deriva y el naufragio está garantizado.

Hundimiento

Cazuza Towers no desperdiciaron el regalo: 20 yardas, 12 segundos, 2 pases: TD.

Carlos Pastoriza #8 guió con mucho fundamento (¡vaya arguiñanada!) la ejecución de un mini drive que, probablemente, vale un campeonato. Un primer pase a Brais Prieto Mexigo #13 que gana la banda parando el crono como mandan los cánones. Un segundo pase para Iván Bermúdez Otero #4 por todo el medio de la zaga: point, set, match.

24133394603_6b955f2cea_z
Carlos Pastoriza #8

24642429952_42265d44af_z
TD: Iván Bermúdez Otero #4

No hubo conversión de punto extra, decisión tomada tras la reunión de los árbitros que acertaron al señalar que el jugador blue que acarreaba el balón, tocó con las rodillas el suelo antes de romper el plano de la goal line de los locales.

24642437682_0b8b415a0c_z
Por pulgadas

0 a 12 y jugadores al túnel de vestuarios.

Decía antes que la defensa de los campeones se erigió a mi modo de entender en la gran protagonista del choque. Si salvamos la primera anotación, y como los vendió la incongruente decisión que acabamos de comentar en la segunda, el trabajo que realizaron durante todo el partido fue monstruoso. Una intercepción en el primer acto se vio secundada por un fumble forzado al ataque blue, en una posición de campo donde los Towers ya olían sangre, en la reanudación del choque.

La segunda parte de la unidad de defensa de los campeones fue un esfuerzo antológico, titánico y, a la postre numantino, de todos sus componentes, que se dejaron absolutamente todo en el campo. De lo mejor que recuerdo en un partido de la LGFA.

24759316585_66ae6884f7_z
D

24760255055_6c3db89f35_z
Fumble recuperado

24733111376_c89481d4de_z
Davide #44 y Jota #47

24665771731_7b4c484ab1_z
Cebe #24 nuestro que estás en los cielos

24463732910_fbf177af45_z
Mathy #30

24641480182_95565da9f1_z
Davide “Il muro” Capello #44

El papel de la defensa blue también fue notable (dejar el casillero de los campeones a cero tiene que llenarles de orgullo) pero, sinceramente, creo que en el desafió que supusieron los dos ataques para las respectivas defensas, a los Black Ravens le tocó bailar con la más fea.

Tragedia

Quedaba toda una segunda mitad por jugar, tiempo de sobra para que los campeones tratasen de, al menos, anotar un TD que les devolviese el average y, con ello, la posibilidad de revalidar título. Pero no pudo ser: a las primeras de cambio el MVP de los locales Pablo “Gandhi” Gandarillas #3, que estaba doblando funciones en ataque y defensa, cayó lesionado. Ya venía tocado con una lesión costal, pero un esguince dinamitó las esperanzas de los Ravens de remontar el marcador.

24392552299_e5936a5d37_z
Gandhi #3

24132449823_5981ea6186_z
Gandhi #3

La falta de versatilidad del planteamiento de ataque, abusando hasta el hartazgo de la carrera, facilitaba la labor de la defensa herculina que amontonaba piezas en la caja, previendo los movimentos del contrario.

Ya a la desesperada los campeones se la jugaron con una serie de pases de John Persons #6, que si bien no lograron su objetivo, nos descubrieron que el texano tiene un cañón en el brazo, lo que hace aún más incomprensible que los locales no se hubiesen prodigado en el juego aéreo en el primer acto para provocar, al menos, la duda en la defensa visitante.

Epílogo

El final del intenso choque trajo la alegría a la animosa hinchada visitante y el desconsuelo a unos Black Ravens a los que no se les puede poner ninguna pega en cuanto al coraje, la intensidad y el corazón que dejaron sobre el césped. Desde aquí mi más profunda admiración por el esfuerzo realizado por todos.

Para la retina guardaremos los que allí estuvimos el enorme trabajo de toda la unidad de defensa de los Black Ravens: Davide, Cobra, Jota, Cebe, Gandhi, Logan, Mathy, etc.

Felicidades a ambos equipos por el magnífico espectáculo ofrecido sobre el terreno de juego.

No queda más que esperar lo que nos deparan las últimas jornadas de esta IV LGFA. A tenor de los resultados de los partidos de ida presuponemos que Cazuza Towers tienen pie y medio en lo más alto del podio de la presente temporada y llegado el momento habrá que felicitarlos, pero como dice ese gran filósofo llamado Santiago Auserón, en la mítica “A cara o cruz” de Radio Futura: “Nunca se puede saber lo que va a ocurrir mañana, salvo que al fin de semana sigue un lunes otra vez…”

Para ver el álbum de fotos completo del partido: PULSA AQUÍ. 

Santiago Auserón (o, si lo preferís, Juan Perro) y Joan Vinyals.

IV LGFA: BLACK RAVENS 39-7 A ESTRADA BESTAS

WINTER IS COMING

Cómo dirían John Snow y sus acólitos del muro: “Winter is coming”, y sí, llegó el invierno a Santa Isabel, para recibir el estreno en casa de los campeones esta temporada.

Tarde gris plúmbea y lluviosa para iniciar el periplo como locales en la actual temporada, de unos Black Ravens, que llegaban de su andadura como visitantes con dos victorias en la saca.

Se presentaban ante los locales los novatos de la competición, A Estrada Bestas, equipo nuevo pero con caras harto conocidas en la banda.

12493507_977251212350399_5587733123988107595_o

DRAMA

El inicio del partido fue muy frío, como contagiándose del día. No acertaban a avanzar los Ravens ante la defensa de los Bestas, el partido caminaba renqueante, como a ralentí, y acabó de torcerse por completo con la gravísima lesión del gran capitán de los campeones, el “Field Commander” Fernando Vigo Gallego #75, en una jugada, de la que voy a abstenerme de hacer comentarios porque doctores tiene la iglesia, que se me antojó muy al límite del reglamento, si no completamente al margen del mismo.

24238055930_baab31bec7_z
Field Commander Fer #75

Exhorto desde esta tribuna a los staff de los equipos, sobre todo de aquellos equipos donde la inexperiencia puede llevar a extrañas interpretaciones de lo que jugar a este deporte significa, a velar por la integridad de los jugadores, en la medida de lo posible.

Todos sabemos que este es un deporte de contacto y, evidentemente, cuando hay contacto puede producirse daño, pero ese daño ha de ser, en todo caso, fortuito. No entender este principio es llevar nuestro deporte por derroteros que nadie quiere y que nadie entiende. Al menos yo.

RESETEAR

Tras el parón producido por la lesión de Fernando, con el que hablé al día siguiente, y del que todos esperamos una pronta recuperación, volver a tomar el pulso al partido fue complicado.

En las estribaciones del final del primer cuarto, el pilar fundamental de los campeones, el imparable Pablo “Gandhi MVP” Gandarillas #3, consiguió al fin abrir el marcador, refrendado su TD con un extra point a cargo de John “Bulldozer” Persons #46, el QB texano de la escuadra local, un armario tamaño XXXL que, según mis informaciones, todavía no ha conseguido patrocinio por parte de IKEA (¡ya están tardando, oiga!).

24425371692_a2950a1cc2_k
John “Bulldozer” Persons #46

 

24165925909_cf735751f7_z
Persiguiendo a la presa
24165873409_98397ee0f6_z
Ni una pulgada
24533664545_83abafee71_z
Pablo “Gandhi” Gandarillas #3
24165890749_957ca1d9ea_z
Gandhi style (Bloqueo de Javier Rodríguez #84)

En el segundo cuarto Ghandi y Persons anotaron sendos TD bien secundados en el acarreo del balón por Ignacio “Lacy” Valero #23, jugador con un crecimiento exponencial desde la pasada temporada y que seguro va a dar muchas alegrías a la parroquia picheleira. El trabajo de la línea de ataque fue erosionando a la defensa de los Bestas que no conseguían frenar a la marea malva.

23906869393_e0229a1a80_z
Bam!!!!

Justo cuando el segundo cuarto estaba a punto de expirar, A Estrada Bestas consiguieron obrar un milagro y anotar ante la defensa de los cuervos, gracias a un lanzamiento estratosférico de su QB titular, demostrando que tiene un brazo fuera de serie, que voló más de 40 yardas hasta ser recepcionado por David Porto #4 en la end zone de los Ravens para regocijo de la hinchada pontevedresa y asombro de la grada. Un misil. Sin paliativos.

Así se llegó al descanso con ventaja local por 20 a 7.

SEGUNDO ACTO

En la segunda mitad el tiempo se tornó más desapacible, la lluvia quiso cobrar protagonismo y el cansancio fue haciendo mella.

Bestas no pudieron obrar un segundo milagro y se quedaron con el marcador como finalizaron la primera mitad, mientras que Ravens, después de corregir algunos desajustes de la primera mitad, comenzaban a percutir como un martillo pilón contra la defensa visitante.

Volvieron a anotar Gandhi, Persons y lo hizo de manera magistral Ignacio “Lazy” Valero #23 con una corte en carrera que fundió a la defensa visitante como si les hubiesen saltado los plomos. 

Hubo también oportunidades para Pablo Miguel Benavente #22 del que aún guardamos todos en la retina sus espectaculares partidos con Galicia Black Towers, aquellos pioneros sobre los que se ha ido construyendo este deporte en nuestra comunidad, con mucho esfuerzo y muchos sinsabores, pero también con muchas alegrías (Aprovecho el momento nostalgia para mandar desde aquí un saludo enorme a Abel “Gandalf” Parada Millán  que seguro que está pensando que somos una pandilla de nenazas, que para frío el que pasa en el Finlandia, etc.)

EPÍLOGO

El resultado final del choque 39 a 7 muestra a las claras lo que fue el desarrollo del partido: un equipo dando sus primeros pasos como proyecto sucumbió, como era de esperar, ante los tricampeones que recibirán en la próxima jornada a sus más directos rivales por el título, a tenor de lo acontecido hasta esta jornada, los Cazuza Towers.

Allí estaremos.

FOTOS

Para ver todas las fotos del partido PINCHA AQUÍ.

WELCOME

Damos la bienvenida como se merece a John Persons #46, nuestro QB texano, con una melodía de su paisano Alejandro Rose-García (aka Shakey Graves). Welcome John!!!

 

 

III LGFA: Black Ravens 18-0 Guardians

Una tarde de perros en el municipal de Santa Isabel para acoger el segundo enfrentamiento de la temporada entre los campeones Ravens y los debutantes Guardians.

Lluvia y frío en una tarde oscura y desapacible propia del Mordor nuestro de cada día.

Así entraron ambas escuadras al partido: fríos, desangelados. Y el primer cuarto se nos fue como si no hubiese acontecido: 0 a 0

Fue un partido terrenal.

Un absoluto duelo de mancos: por un lado el QB local “Caco” Paniagua #4, con el brazo de lanzar ausente y, por otro, de los WR de los Guardians, tan incapaces en este partido de vuelta como lo estuvieron en el primer embate de la temporada para desesperación de la banda visitante.

_MG_8246
Las trincheras
_MG_8295
Choque de trenes

Las lesiones hicieron que el ataque local se convirtiese en un mano a mano en el juego de carrera entre el “bulldozer” J Jiménez Soriano #46 y el huracán Pablo Gandarillas #3 que, desde que entró en la rotación de ataque, por una nueva lesión del novato “Wally” Valera #23, convirtió el partido en un monólogo y a la defensa de los Guardians en meros comparsas que se veían incapaces de controlar sus embestidas.

De todos modos se llegó al descanso con un pírrico 6 a 0 para los locales que describía con total contundencia lo acontecido en océano de césped de Santa Isabel.

Se inició la segunda mitad y los Guardians, que todavía no habían salido del vestuario, se comieron un coast to coast Made in Gandarillas que puso tierra de por medio en el marcador. 12 a 0.

_MG_8434
Defensa
_MG_8367
Opa Gandhi Style
_MG_8279
Fumble
_MG_8287
El expreso

Lo intentaron los visitantes en jugadas a la mano para el corajinoso RB Iago Auburg #23, que se hartó de golpearse contra la defensa local todo el partido, pero no consiguieron traducir sus intentos en puntos, bien por alguna que otra decisión arbitral un tanto cuestionable, bien por el enorme trabajo de la defensa local, excelente en conjunto, y con un sobresaliente Mathías Suarez #30 que desayunó, comió, merendó y cenó QB. Una pesadilla toda la tarde para un meritorio Ernesto Illán QB #7 al que su línea no era capaz de proteger y al que sus receptores dejaban vendido una y otra vez.

_MG_8423
Augburgismo
_MG_8329
Abran paso señores!!!

Anotaron de nuevo los locales mediado el tercer cuarto por medio del WR Gonzalo Guillín #89, aprovechando una de las mejores jugadas cantadas desde la banda en este partido, y que repitieron los campeones más de una vez. Jugada de reverse extraordinariamente ejecutada por los backs locales, ayudados por el trabajo de la línea: fake handoff de Caco a Gandarillas que fija a la defensa visitante y reverse de Gonzalo que se queda uno contra uno para encarar la goal line, aprovechando los bloqueos de la línea:  18 a 0.

_MG_8346
Always on the run
_MG_8397
Reverse

 

Un último cuarto estéril y con el frío metido en el cuerpo puso colofón a la tarde.

Crecen día a día los Guardians

La defensa de los Ravens se basta para sostener la marcha de la marea malva hacia el triplete.

_MG_8233
Black Ravens WARm up

 

Para ver otras fotos del partido PULSA AQUÍ.

 

III LGFA: Santiago Black Ravens 14-6 Oviedo Madbulls

Un día antes de que se sortease el gordo, a los asistentes al partido entre el campeón y el subcampeón de la II LGFA ya nos había tocado la lotería, y además por partida triple.

Por una parte con el reconocimiento del football americano en su modalidad de tackle y en su especialidad de flag, como DEPORTE, por parte de la administración autonómica.

En segundo lugar con la entrañable visita que durante el partido recibimos los locales: la del ingenioso hidalgo Abel “Gandalf” Parada Millán acompañado, como no podía ser de otro modo, de la sin par Sohvi Peltoniemi, que nos alegraron una tarde que se presentaba ya de por sí alegre.

1276356_10152240737503444_1674161208_o
Abel y Sohvi
10834878_10152935027971170_834638602095291878_o
Abel y Sohvi en A Quintana (Abel es el reflejo)

En tercer lugar por la presencia por primera vez en un encuentro de football americano en nuestra comunidad de cobertura por parte de la televisión autonómica.

Con estas buenas nuevas antes y durante, el partido no podía decepcionar.

El primer cuarto, resuelto con empate a cero, resultó ser como uno de esos asaltos de los combates de boxeo que se llaman de tanteo. Uno de esos en los que los rivales se estudian para saber por donde hincar el diente al adversario.

_MG_7982
Gandhi y Cobra al quite
_MG_7989
Hilario Lantarón Cabo WR#36
_MG_8000
Saúl Muñíz Ayuso QB #7
_MG_8012
Ignacio Valero Pradera RB#23.

En el segundo comenzaron de verdad las hostilidades. Los locales, en principio, jugando preferentemente a la mano con carreras en las que alternaban José Jiménez Soriano RB#46 e Ignacio Valero Pradera RB#23. Fruto de las carreras de ambos, alternando con algún pase corto, los Ravens se pusieron por delante tras dos acciones espectaculares de José Jiménez Soriano RB#46, llevando en un primer instante el balón hasta la yarda 1 de los visitantes y rematando después con un TD en el que la línea de ataque local se impuso a la línea defensiva de los carballones.

No se arredraron los Madbulls e intentaron acercarse a los dominios de los Ravens cargando su juego sobre su mejor jugador a lo largo de la tarde: el omnipresente Hilario Lantarón Cabo WR#36 que dejó en la retina y para el recuerdo alguna de las mejores recepciones que se han visto a lo largo de la historia de la LGFA en cualquiera de sus ediciones.

Pero los Madbulls se enfrentaban a un equipo que sabe leer muy bien los partidos y que puso la presión suficiente para que el trabajo de Hilario y compañía no diese sus frutos. Así la secundaria de los locales logró sendas intercepciones a cargo de unos descomunal, durante todo el choque, Pablo Gandarillas García S#3 y del enorme Rubén Alonso Pérez LB#80.

¿Bajaron los brazos los Madbulls? En absoluto. Viendo jugar a su defensa no se entiende su sorprendente derrota en Vigo ante los debutantes Guardians. Un fumble forzado y un intercepción anularon cualquier esperanza local de poner tierra de por medio.

_MG_8035
José Jiménez Soriano RB#46 TD (6-0)
_MG_8042
Pablo Gandarillas García S#3 INT
_MG_8054
Hilario Lantarón Cabo WR#36 (Una pesadilla constante)
_MG_8071
Gandhi inexpugnable

Hasta que faltando un suspiro para llegar al descanso Ricardo García Paniagua #4, el QB de los Ravens, se sacó de la manga una de esas maravillas con las que, de vez en cuando, nos deleita y dibujó un pase de ensueño para que, en una recepción de manual, David Cebeiro Castro WR#15 anotase.

_MG_8110
Ricardo García Paniagua QB #4
_MG_8124
David Cebeiro Castro WR#15 TD (12-0)

Se fue el partido al descanso con 12 a 0 para los Ravens.

Los dos últimos cuartos fueron un toma y daca hasta la extenuación en los que el marcador no se movió hasta los instantes finales del choques.

_MG_8136
De poder a poder

En los últimos dos minutos un safety provocado por la defensa de los Ravens colocaba el 14 a 0 en el marcador.

No cejaron los Madbulls en su empeño de anotar ante la enorme zaga local y su insistencia dio frutos en la última jugada del partido, un trick play llevado hasta la end zone local por el QB carballón Saúl Muñíz Ayuso #7 y que supuso el punto final del choque.

Gran partido, muy disputado, en el que las defensas rayaron a gran altura provocando numerosos turnovers de ambos ataques que, sin embargo dejaron para el espectáculo jugadas de gran vistosidad.

Nos vemos en el 2015 con más football americano en nuestras tierras.

Si quieres ver el resto de las fotos PULSA AQUÍ.

Os deseo un feliz año a tod@s. Bueno, yo y este noruego maravilloso…

 

 

III LGFA Vigo Guardians 6-30 Black Ravens

Maravillosa tarde en el campo de Fragoselo,, en Coruxo, para presenciar el choque de la segunda jornada de la liga gallega de fútbol americano entre los debutantes Guardians y los campeones Black Ravens.

Los primeros venían de dar la sorpresa en su primer choque tras una remontada épica ante los vigentes subcampeones, los Oviedo Madbulls.

Los campeones venían de ganar su primer partido ante unos coraginosos Towers.

Espoleados por el triunfo logrado ante los Madbulls y animados por el numeroso público que poblaba las gradas del campo de Coruxo, los Guardians salieron muy enchufados al partido, sobretodo en defensa, lo que se tradujo en que al final del primer cuarto, jugado con una velocidad tremenda, el marcador no se hubiese movido del 0 a 0 inicial.

_MG_7682
Ernesto Illán Rodríguez QB#7
_MG_7681
Sack. “Panzer” Fernando Vigo Gallego #75
_MG_7728
Snap

No fue hasta el segundo cuarto, en que los Ravens hicieron valer su mayor experiencia, cuando se movió el marcador por medio de sendos TD de carrera conseguidos por J Jiménez “La locomotora” Soriano FB#46, inconmensurable toda la tarde, imparable para unos Guardians que veían como una y otra vez ganaba yardas y más yardas tras el primer contacto y por el omnipresente Pablo Gandarillas que suplió en ataque al lesionado durante el juego Ignacio Valero Pradera RB#23 que, hasta el momento en que se vio obligado a salir del terreno de juego por problemas físicos, estaba cuajando, como ya lo había hecho ante Towers, una muy buena actuación.

De hecho fue el propio Nacho “Lacy” Valero RB#23 el que convirtió la jugada de dos puntos tras el primer TD. Para la transformación de dos puntos del segundo el QB de los campeones, Ricardo “Caco” García Paniagua #4, excelente toda la tarde, conectó con un absolutamente libre de marcaje J Jiménez “La locomotora” Soriano FB#46, en un ejercicio de frialdad ante la embestida de la defensa de los locales digno de elogio.

_MG_7748
“I used to be the main express. All steam and whistles heading west…”
_MG_7696
J Jiménez “La locomotora” Soriano FB#46
_MG_7726
Nacho “Lacy” Valero RB#23
_MG_7735
Placaje. José Pablo “Mex” Pintor Barrán CB# 22

0 a 16. Hubo incluso una oportunidad más de anotación cuando la defensa púrpura, por mediación del “Panzer” Fernando Vigo Gallego #75, regresó hasta la end zone local un balón perdido por el ataque vigués, pero la jugada fue anulada por los árbitros, por entender, que el posible fumble que los visitantes quisieron ver había sido un pase incompleto.

Así que vivimos un remake en Galicia de la famosa tuck rule aplicada en la final de la conferencia americana del año 2001 entre los Patriots y los Raiders.

¿Qué significaba este 0 a 16 al descanso? ¿Acaso los Guardians se habían borrado del partido? Ni de coña. Pero este es un deporte en el que hay que hacer jugadas y cuando no se consiguen, evidentemente el resultado no se refleja en el marcador. Guardians lo intentaron con el juego de carrera y como este no daba sus frutos comenzaron a lanzar. Sólo los fallos en la ejecución de jugadas perfectamente diseñadas dieron al traste con la posibilidad de sumar algún punto en el casillero local. Los continuos drops de sus receptores desquiciaban a la banda local y echaban por tierra el buen trabajo del QB local Ernesto Illán Rodríguez #7 que puso con precisión de cirujano varios pases en la manos de unos receptores incapaces de embolsar el balón.

_MG_7865
Ricardo “Caco” García Paniagua QB#4
_MG_7831
Unstoppable. Pablo Gandarillas S#3

En el tercer cuarto una explosiva carrera del QB visitante Ricardo “Caco” García Paniagua #4, sacando todo el partido del playbook de los campeones, quemó a la defensa local para poner tierra de por medio. En la conversión de 2, de nuevo la frialdad de “Caco” esperando al hombre libre volvió a fructificar y J recibió libre de marca de nuevo el balón para poner el 0 a 24 en el marcador.

Lejos de amedrentarse los Guardians se pusieron el cuchillo en la boca y en un drive espectacular, que levantó a la afición en las gradas, Ernesto Illán Rodríguez #7 conectó primero con Jacobo Figueiras González WR# 81 para acercarse a la end zone de los campeones y, en la recepción con más suspense que el cronista recuerda en todos los años de fútbol americano en Galicia, con Nicolas Álvarez Iglesias WR# 82, que sin perder la concentración consiguió a base de malabares llevar al ataque de los Guardians hasta la yarda 1 de los campeones.

La defensa también se unió al espectáculo y en primer down y goal un titán llamado José Pablo “Mex” Pintor Barrán CB# 22 nos regaló otro de los enormes placajes que ejecutó a lo largo de todo el partido apoyado en esta ocasión para blindar la casa de Rubén “Cobra” Alonso Pérez #80.

Pero los Guardians estaban demasiado hambrientos y ya habían olido la sangre, así que los Black Ravens vieron como con un fake handoff el QB Ernesto Illán Rodríguez #7 llevó el balón hasta las diagonales. Un premio merecido para lo ofrecido por el equipo durante todo el choque. El intento de conversión de punto extra resultó en pase incompleto. 6 a 24.

_MG_7883
Ernesto Illán Rodríguez QB#7
_MG_7884
Nicolas Álvarez Iglesias WR# 82
_MG_7896
La muralla púrpura
_MG_7901
TD. Ernesto Illán Rodríguez QB#7

En el último cuarto los Black Ravens volvieron a anotar en jugada de pase en la que Ricardo “Caco” García Paniagua #4 conectó con Pablo Gandarillas S#3 que tras la lesión de “Lacy” Valero se multiplicó haciendo una extraordinaria labor tanto en defensa como safety, como en ataque, demostrando partido a partido que tanto bloqueando, como aprovechando bloqueos para correr, es imparable.

La conversión de puntos extra no fue buena y se llegó así al final de un choque que nos dejó la solidez de unos campeones que ya se han quitado de encima la bisoñez del primer choque y de unos debutantes Guardians en los que la mano del staff técnico encabezado por el gran Riccardo Concu se deja notar. Estos novatos no lo parecieron y da la impresión de que van a dar mucha guerra de aquí en adelante.

Enhorabuena Vigo Guardians!!! Bienvenidos al Juego!!!

_MG_7911
Fair play

 

_MG_7922
Go Black Ravens!!! Go Purple Tide!!!

Para ver más fotos PULSA AQUÍ.

Una para “La locomotora”. Man of the match

III LGFA: Santiago Black Ravens 40-12 Coruña Towers

Bajo una manta de agua comenzó, la tarde del pasado domingo 16 de noviembre, la tercera edición de la Liga Gallega de Fútbol Americano.

Los bicampeones recibían a unos Towers fortalecidos tras un verano de intenso trabajo. Muchas caras nuevas en ambas escuadras y alguna ausencia sorprendente.

Comenzaron los locales imponiendo su mayor experiencia y sacando fruto de esa fuerza de la naturaleza llamada Pablo Gandarillas QB #3 para adelantarse con una carrera de costa a costa marca de la casa.

Casi sin tiempo para reaccionar se encontraron los visitante con otra anotación, esta vez de la defensa, tras un fumble del ataque coruñés, que Rubén Alonso #80 llevó hasta las diagonales.

Consiguieron, no obstante, los Towers devolver la jugada de defensa a los Ravens, forzando un fumble de Gandarillas, cuando ya olían las huestes santiaguesas la end zone visitante.

Volvió a anotar el omnipresente QB local un nuevo TD marca de la casa para poner el marcador en un claro 20 a 0 recién entrados en el segundo cuarto.

_MG_7289
Field Commander Vigo
_MG_7293
The answer my friend is blowing in the wings
_MG_7305
La linea de ataque

 

A pesar de ello, no cejaron los Towers en ejecutar su plan de juego, que vino a dar frutos cuando Carlos Pastoriza #8, el QB de los Towers, encontró un agujero tremendo en la secundaria de los Ravens para colocar el balón en las manos de excelente WR Brais Prieto #13 y subir los primeros puntos al marcador visitante.

El 20 a 6 al descanso reflejaba fielmente lo ocurrido en el terreno de juego. Unos corajinosos Towers plantaban cara a los bicampeones y eso era de agradecer por la numerosa afición que se dio cita en Santa Isabel, para contemplar el partido inaugural de la competición, pese a las inclemencias del tiempo.

_MG_7296
Blue Towers
_MG_7320
Stiff arm
_MG_7337
A la carrera

 

El tercer cuarto volvió a servir para que Pablo Gandarillas siguiese exhibiendo su poderío atlético y los Ravens, subidos en sus piernas, pusieran tierra de por medio en el marcador. Sumó Gandhi otros dos TD, aprovechando el trabajo de la línea, con un buen debut de los rookies del equipo tanto en esa posición como en otras facetas del juego: sorprendente, por grata, la irrupción del jovencísimo Nacho Valero RB #23 que, además de tener el buen gusto de ser fan de los Packers como un servidor, si sigue por ese camino puede convertirse en nuestro pequeño Eddie Lacy púrpura.

Con 34 a 6 se llegó al último cuarto y los Towers seguían dando una buena imagen pese al marcador en contra. Son un equipo muy mejorado con respecto a la anterior edición y lo demostraron de nuevo con otro pase de TD de Carlos Pastoriza QB #8 al WR Brais Prieto #13 quemando de nuevo a los novatos de una secundaria de los Ravens todavía en proceso de aprendizaje (Failure is always the best way to learn, retracing your steps until you know, have no fear your wounds will heal…Kings of Convenience-Failure)

Restaba tiempo para que Gandarillas volviese a anotar poniendo el definitivo 40 a 12 en el marcador.

El modo Gandhi: ¿Pero que coño ha sido eso?
El modo Gandhi: ¿Pero que coño ha sido eso?
_MG_7380
Sunday night lights

 

Buen estreno de los Black Ravens, con un roster muy renovado y ampliado, caras nuevas con ganas de aprender y mucho futuro por delante.

Gran actuación de Pablo Gandarillas al que solo queda recomendarle que siga teniendo fe en sus compañeros ya que el all by myself puede que no sea suficiente ante futuros retos.

PARA VER MÁS FOTOS PULSA AQUÍ

Próxima parada domingo 30 de noviembre en Vigo, frente a los debutantes Guardians del buen amigo Riccardo Concu.

¿Calentamos motores?…

 

V LPFA: Santiago Black Ravens 12-13 Porto Renegades

921713_628990243843166_784502833_o

As Cancelas se despidió de esta quinta edición de la liga portuguesa de fútbol americano con el choque entre dos escuadras que no han cumplido las expectativas que se esbozaban al principio del curso.

Unos Black Ravens absolutamente diezmados por las lesiones recibían a unos Renegades que comenzaron el choque imponiendo su defensa, que atenazó a una escuadra santiaguesa que no conseguía mover las cadenas, y que fió su juego de ataque al omnipresente Manuel Caetano QB #10, que conseguía una y otra vez primeros downs en situaciones de tercer y cuarto intento, sin que la defensa de los Ravens fuese capaz de pararlo.

Fruto de esas jugadas de Manuel Caetano llegaron anotaciones en el primer y segundo cuarto: dos TD de carrera del propio Manuel, el segundo con una exhibición de fuerza y garra ejemplar que pusieron a los visitantes con una renta de 0 a 13 al descanso.

IMG_0568 IMG_0569 IMG_0570

Se conjuraron los Black Ravens para parar la sangría en el vestuario, ya habían dado señales de mejoría tras la intercepción de David Bello Pose SS #21, inconmensurable toda la tarde, al filo del receso.

En la continuación Black Ravens borraron a Renegades del campo. La defensa presionaba al QB visitante y a punto estuvo en varias ocasiones de recuperar el balón, con acciones destacables de José Manuel “Koti” Del Bosque CB #12 que se convirtió en una pesadilla para un Manuel Caetano al que las soluciones de la primera mitad dejaron de funcionarle.

IMG_0678 IMG_0685 IMG_0707 IMG_0735 IMG_0768

Se metieron Black Ravens en el partido, entre otras cosas, por la terquedad de una banda portuguesa que seguía jugándosela en situaciones de cuartos intentos y corta distancia, en lugar de alejar el balón por medio del punter.

Lo agradeció el espectáculo y lo agradecieron unos Black Ravens que basándose en una defensa de casta y orgullo consiguieron parar los avances de los de Duero para ya entrados en el último cuarto subir los primeros puntos al marcador con un TD de carrera de Pablo “Ghandi” Gandarillas QB#3.

Volvieron a frenar los Black Ravens a los Renegades en cuarto down y trenzaron, apoyados en las piernas de Edgar “Peterson” González RB #24, el propio Ghandi y Raúl “Piñata” Martínez RB #30, el drive que les condujo a anotar el segundo TD de carrera, anotado por este último, que apretaba el marcador hasta el 12 a 13.

IMG_0776 IMG_0783 IMG_0792 IMG_0796 IMG_0804 IMG_0816

Se jugaron los Ravens la conversión de dos y fallaron.

En la siguiente patada de kickoff los locales recuperaron el balón tras un fumble del retornador que volvía a situar a la marea púrpura a las puertas de una nueva anotación.

No pudo ser. Renegades frenaron los intentos de avance de los locales y la ejecución del intento de field goal a cabo de Michael Dodd no fue buena.

IMG_0825 IMG_0862 IMG_0881 IMG_0888

Se llegó así al final del partido con la apretada victoria visitante.

Ningún pero a unos Black Ravens que jugaban en cuadro y enhorabuena a los Renegades por la victoria y por el fair play demostrado en su visita a nuestra tierra.

Este cronista espera que la liga portuguesa de fútbol americano vuelva a tener representante de Galicia en su próxima edición.

Quiero hacer una especial mención al equipo arbitral del partido liderado por Pedro Álvarez como referee que han demostrado a lo largo de todos los partidos que el que escribe les ha visto dirigir, que son al arbitraje de este deporte, lo que los Lisboa Navigators a la competición: unos campeones incontestables.

IMG_0818

Suerte a todos los equipos que todavía tienen esperanza de lograr plaza en los playoffs y mi más sincera enhorabuena al head coach de los Lisboa Devils, el señor André Amorim, que en su primer año en la competición ha conseguido guiar a sus pupilos hasta los playoffs: Parabéns André!!!

944836_225770977595364_680995188_n

A mis Black Ravens regalarles un consejo, si se me permite, para los próximos desafíos:

“Cualquiera puede enfadarse, eso es muy fácil. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y de la forma correcta, eso ciertamente, no resulta tan fácil” Aristóteles. Ética a Nicómaco.

No tengo más que decir, que creo que alguno, que mucho sabe de estas y muchas otras cosas, al parecer, ya me ha aconsejado que en lugar de tanto decir me ponga a hacer, que eche un cable en lugar de dar un palo, que arrime el hombro y un montón de consejos más que le agradezco sobremanera, ya que sin ellos, a mi edad y en mis circunstancias, estaría completamente perdido y mi vida, con toda probabilidad, carecería de sentido. Querido James: no sé que harían mis Black Ravens sin un paladín como tú que sale a defenderlos de un malandrín tan “decepcionante” como yo. Espero que sepan agradecer, como te lo mereces, tu extraordinaria defensa de su causa, por la que has demostrado que te desvives tan apasionadamente (y no tenemos más que remitirnos a los hechos), en la próxima visita que hagas a su casa. Yo estaré allí para ver cómo te lo agradecen. Como he estado siempre. Allí. EN MI CASA.

Para ver el resto de fotos del partido PULSA AQUÍ.

 

V LPFA: Santiago Black Ravens 0-38 Porto Mutts

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado.
Un esfuerzo total es una victoria completa.”
Mahatma Gandhi (1869-1948)

El campo de As Cancelas, hogar de los Black Ravens, se vistió de viento para recibir a los subcampeones de la pasada edición de la LPFA: los Mutts de Porto.

CARTEL 2

La frustración se apoderó del equipo local horas antes del choque, cuando a las  bajas ya previstas, se unió la de última hora del QB titular para el choque, Pablo Gandarillas, que sucumbió a una fiebre voraz.

Si para un equipo profesional perder a su QB es una tragedia, imaginemos que supone para estos chavales, que se dejan la piel entrenando para preparar el mejor partido posible ante un rival, en principio superior, sufrir esta baja de última hora. Recordemos además que el que en principio iba a ser QB titular del equipo para la temporada cayó en un entrenamiento antes de comenzar la misma… ¡Houston, tenemos un problema!

Evidentemente había que buscar una solución.  Y en esa solución hallamos la mejor noticia de la negra jornada de ayer: el enorme papel de la figura emergente del fútbol americano en Galicia, el increíble Edgar “Football” González, que tomó los mandos de la nave sin haber pilotado nunca la misma e hizo un papel extraordinario, dadas las circunstancias.

Edgar
Edgar “Football” González QB #24
Edgar run
Edgar “Football” González QB #24

En ocasiones, en medio de la catástrofe, nace de nuevo la esperanza y, es posible que la esperanza de futuro de los Black Ravens, pase por enfocar el trabajo de Edgar hacia nuevos retos de cara a futuros desafíos. A buen entendedor…

Edgar "Football" González QB #24
Edgar “Football” González QB #24

Pero quedémonos en el presente.

En As Cancelas la defensa de los Mutts dio primero y dio dos veces: aprovechando los desajustes, justificables, del ataque de los Ravens, los de Porto anotaron, tras dos pérdidas de balón de los locales, por medio de los LB’s Miguel Angelo Hong Yeep #90 y Edson Roberto Silva #51. Convirtieron de dos los extra points para situarse con un 0 a 16 en el marcador.

Evidentemente y debido a los imponderables, los Black Ravens se vieron obligados en principio a jugar a la mano: formaciones pistol que habían preparado para enfrentar a los subcampeones en las que a través de fintas de handoff, Edgar y Rául “Piñata” Martínez RB #30, trataban de superar a la física defensa de los del Duero.

Raúl "Piñata" Martínez RB #30
Raúl “Piñata” Martínez RB #30

Pero volvieron a ser los de Porto los que anotaron antes de acabar el primer cuarto: el RB Antonio Costa Neves #23 puso la guinda a un drive del ataque de los Mutts donde el protagonista fue ese tanque con el dorsal 47 llamado Vasco Afonso De Castro Marques, aunque podemos dejarlo en “Hulk”. Este chico sí que es una ciclogénesis explosiva…

Hulk
Vasco Afonso “Hulk” De Castro Marques RB #47

0 a 22 para finalizar el primer cuarto.

En el segundo cuarto la defensa local consiguió atar al ataque visitante hasta que el QB de los Mutts Miguel Alexandre Da Costa Caratão #13 encontró al TE Paulo Jorge Lopes Vasconcelos #85 para seguir engrosando la cuenta de los visitantes. Con la conversión de dos puntos el marcador se fue a un explícito 0 a 30.

En el intermedio Black Ravens consiguieron transformar la frustración en solidaridad y se vio otro partido sobre el campo. Esto fue posible también gracias a que los Mutts dieron minutos a su segunda unidad y los presentes disfrutamos de un buen espectáculo. Gracias sobre todo al mejor festival de juego aéreo que el que suscribe ha visto en un partido de la LPFA desde que la competición existe. El cuerpo de receptores de los Porto Mutts, unas torres tipo Calvin Johnson, Jimmy Graham o Julio Jones, ofreció un recital de juego espectacular poniendo a prueba a la secundaria de los Black Ravens.

Aéreos Mutts
Aéreos Mutts
Christopher Tavares Miranda WR #84
Brian Fontes
Brian Fontes Brandao Lopez TE #81

Fue una delicia para los sentido disfrutar de ese duelo en el que, a pesar de la evidente superioridad física de los Mutts, los Black Ravens no se arredraron y únicamente permitieron un TD de los subcampeones en la segunda parte: tremenda la recepción del WR Saulo Freire Diniz #88 ejecutando a la perfección una ruta que superó a la secundaria local para embolsar el magnífico pase lanzado por el LB en funciones de QB João Rui Rodrigues Marques #1.

Saulo Freire Diniz WR #88

De ahí hasta el final duelo aéreo en el que Edgar González demostró maneras y los WR de los Mutts siguieron dando espectáculo, junto a una secundaria de los Ravens que, para poner la guinda a un más que notable partido en el que tuvieron que bailar con la más fea, consiguió una tremenda intercepción a través del safety  Joshua Allen #47.

Joshua Allen S #47
Joshua Allen S #47

Al final del choque fair play entre ambas escuadras que enfocan lo que queda de temporada de manera muy diferente: los Mutts, imbatidos, con la mirilla puesta en repetir puesto en la final de la competición y los Black Ravens comenzado a jugar finales a partir de marzo, con su visita a los novatos Mustangs de Maia, para intentar alcanzar el objetivo de colarse en los playoffs.

Pet
Pet
69
Pepe Fontao T #69
Brian Fontes 2
Brian Fontes Brandao Lopez TE #81
Mutts y Ravens
Mutts y Black Ravens
Ravens
Black Ravens

Para ver el resto de fotos del partido PINCHA AQUÍ.

Por cierto: tratad de ser felices, es lo que nos llevamos de este paseo…

Super Bowl XLVIII

Estimado Vik:

La otra noche me timaron. Cómo sabes era mi intención ir a ver la Super Bowl con mis Black Ravens al J de Joker y pasar una velada agradable, pero uno de los muchos virus o gripe o lo que fuera, que mi hija tiene a bien importar desde la escuela infantil, me dejó postrado en casa.

superbowl-xlvii-at-metlife-stadium_original1
Metlife Stadium

Así que compré el Game Pass de la NFL, por 7,99 euros, que me garantizaba el visionado de la Super Bowl en calidad HD y acceso durante 15 días a contenidos ya emitidos.

Me puse cómodo, giré la pantalla del iMac dispuesto a ver el partido y, para mi sorpresa, en lugar del mejor partido posible de la temporada, del partido que enfrentaba a los mejores balances de ambas conferencias, del partido de la mejor defensa contra el mejor ataque de la liga, a estos cabrones de la NFL se les dio por poner una especie de película de serie B titulada: “Masacre en East Rutheford”.

No entendí nada.

No, no voy a reclamar el dinero, porque la calidad del espectáculo era la prometida, pero las expectativas del argumento anunciado no se vieron reflejadas, en ningún momento, en el guion que al final acabó llevándose a la pantalla.

No fue un duelo de titanes. No fue la batalla más grande jamás contada. De hecho, a estas alturas, todavía sigo preguntándome qué coño fue lo que vi la madrugada del domingo al lunes.

Fue algo así como Caperucita Manning enfrentada a una jauría de lobos que se comieron la comida de la abuelita, a la abuelita, a la propia Caperucita y al zorro que la intentaba dirigir desde la banda (convendrás conmigo que me ha quedado fetén la alusión a Fox…)

No da para mucho análisis el partido pero aun así voy a intentarlo.

Pero, antes, pongámonos en antecedentes. Nadie y lo escribo con mayúsculas, NADIE, esperaba que los hechos se sucediesen de ese modo. Es cierto que entre los analistas había división de opiniones, casi al 50%, lo que habla a las claras del difícil pronóstico del choque. Pero es que no hubo choque. Veamos:

El primer snap del partido marcó lo que iba a ser el devenir del mismo para los Broncos: error en la ejecución y balón a la end zone donde Moreno lo protegió para minimizar daños. Resultado: safety, 2 puntos para los Seahawks y Denver obligado a devolver el balón a los de Seattle. Y aun así, al término del primer cuarto, los de Seattle solo habían capitalizado 8 puntos a pesar de la inoperancia de los de Colorado.

Safety
Safety

Con un 8 a 0 se podía pensar que las cosas podrían enderezarse en el segundo cuarto. De eso nada.

La línea de ataque de los Broncos fue una marioneta en manos de la línea defensiva de los Seahawks. Mucho se ha hablado de la Legion of Boom, espectacular sin duda, de Seattle, pero en esta Super Bowl el trabajo de la línea de los Seahawks marcó el rumbo del partido. Cliff Avril, sí el mismo que jugaba en los Lions del infausto 0-16, jugó un partido memorable. Se comió con patatas a su par en cada jugada para llegar hasta Manning y puntear el balón o llegar hasta el brazo del QB de Denver, lo que provocó de manera directa las dos intercepciones de Manning en el partido. Es cierto que fue la secundaria la que sacó fruto de ese trabajo, pero repito, la línea se llevó el choque.

Cliff Avril
Cliff Avril

Bueno, la línea y el Cid Campeador: Percy Harvin. El refuerzo estrella de los Seahawks para esta temporada, el hombre que se ha pasado lesionado todo el curso, resucitó para dar la puntilla a los Broncos con su velocidad. Dos esplendidas jugadas de reverse en la primera parte en las que la defensa de Colorado solo era capaz de vislumbrar el brillo que dejaba la estela del cometa Harvin mientras acumulaba yardas. Con 22 a 0 se llegó al descanso.

Percy Harvin
Percy Harvin

Gran show de Bruno Mars y los RHCP para amenizar la espera.

Se supone que a pesar del varapalo y de la renta de los pajarracos, en el vestuario de los Broncos todavía se creería en el milagro…el espejismo duró lo que le llevó a Percy Harvin retornar para TD el kickoff que daba inicio a la segunda parte. Ni Usain Bolt. Ni lo olieron. Como un cohete hasta la end zone y partido finiquitado.

De hecho creo que entre Avril y Harvin debió dilucidarse el MVP de la final, pero bueno eso no son más que asuntos menores, y líbreme el diablo de quitarle mérito alguno a Malcolm Smith.

Malcolm Smith
Malcolm Smith
Malcolm Smith 3
Malcolm Smith

No voy a profundizar mucho en el ataque de los Seahawks, que estuvo realmente espléndido, aunque ayudó y mucho la horrenda defensa de los Broncos que se unió a la pájara general del equipo: no hay más que ver los TD de Baldwin y Kearse para darse cuenta de que esa defensa esa noche era incapaz de ejecutar un placaje.

Baldwin
Baldwin
Kearse
Kearse

Lynch no necesitó ser el FACTOR determinante.

Marshawn Lynch
Marshawn Lynch

Wilson sentó cátedra: 18 de 25, 206 yardas, 2 TD y un rating de 123.1.

Russell Wilson
Russell Wilson

Enorme el trabajo de Pete Carroll desde que llegó a este equipo. Ya el año pasado aposté por él como “entrenador del año”. Ha instaurado una filosofía del mérito en Seattle que ha calado entre la plantilla. No tuvo reparos en darle la titularidad a un Wilson recién llegado en detrimento del fichaje de Matt Flynn y los números le han dado la razón. Ha construido una defensa perfecta y tiene una escuadra con una de las medias de edad más bajas de la liga. Hay proyecto para rato. No sería extraño verlos en esta tesitura de nuevo en los próximos años.

Pete Carroll
Pete Carroll
Seahawks Champions
NFL Champions
Super-Bowl-Seattle-Seahawks-makeup-tutorial
NFL Champions
Boeing-Seahawks
A reacción

En cuanto a los Broncos: es evidente que el QB, y sobre todo cuando es el QB que ha sido cinco veces MVP de la liga, es el chivo expiatorio en este tipo de situaciones, pero si uno analiza el choque poco pudo hacer Manning y no fue el único que no brilló: Moreno inexistente perdió el primer balón que tocó, aunque tuvo la suerte de que los recuperó su equipo. Julius Thomas y Decker inapreciables. Se salvan del fuego Wes Welker que hizo lo que pudo (8 recepeciones y 88 yardas) y un enorme Demariyus Thomas: 13 recepciones para 118 yardas y 1 TD, pero que también entregó un balón en un fumble forzado por la defensa de los Seahawks.

Al contrario que a los de Seattle a los de Colorado se les agota el tiempo. Ficharon a Manning para llegar al Super Bowl y lo hicieron, y de qué manera, batiendo todos los récords ofensivos de la competición. ¿Tendrán el año que viene otra oportunidad? Estaremos aquí para contarlo.

Por cierto Vik: no quiero dejar pasar la oportunidad de contestar a tu sarcástico mensaje al día siguiente de la Super Bowl.

Cito: “Ves: Tebow tendría mejores estadísticas…”…

…pues bien estimado Vik: Peyton Manning, obviamente sin jugar un buen partido, completó 34 pases (récord de la Super Bowl) que deben ser uno más, uno menos, los que consiguió completar Tebow en toda su carrera con los Broncos. Además no querrás quitarle a Tebow su emergente carrera en el mundo de la publicidad: fue una de las estrellas de los anuncios de evento y con muy buen resultado desde mi punto de vista. Ahí sí que tiene un futuro por delante y, además, estoy empezando a pensar que toda esta querencia por Tim tiene algo que ver con el hecho de que su celibato voluntario te deja el horizonte más despejado…Am i wrong?

Un fuerte abrazo, Gordo.

Tim Tebow
Tim Tebow