Tránsito

Para Marta: soy cuando tus ojos me reflejan…

Hace tiempo que vago por Presbicia. Mucho tiempo.

Comenzó mi andadura en llanos de ojos entornados, intentando atrapar perfiles cuya nitidez, otrora fiel, comenzaba lentamente a emborronarse, como esos mares en días de plomo, en los que no es posible establecer la línea del horizonte.

Un paseo que no acaba.

Un crescendo lentísimo, una letanía, una sinfonía de las lamentaciones, al modo de Gorecki, un pisar sobre un fango, firme al principio, que se deshace más adelante bajo los pies, haciendo de cada paso un trabajo hercúleo: eso es ahora enfocar.

Yo, que antes adoraba el efecto Tuymans de las obras de Vari Caramés, dejé de apreciarlo en cuanto me mudé a vivir en él.

Hoy busco contornos, hasta desfallecer, en esos terrenos de lo incierto que antes disfrutaba.

De cada estela que va tajando un avión en el cielo, nace para mí un castillo de nubes. Allí me demoro.

Vivo en la cola del cometa. Vivo en el vapor de agua.

Apreció, en lo que vale, la exacta precisión de tus caricias.

Anuncios

Un comentario en “Tránsito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s