While my guitar gently weeps

Supongo que los yanquis pensarían en Washington. A mí, particularmente, si pienso en un George me viene a la cabeza Roper, con el que no paraba de reír. Y claro, además estaba él, Harrison, que escribía unas cosas maravillosas desde su timidez. Aquí unos amigos le rinden homenaje y dejar tocar con ellos a un chavalín que no lo hace del todo mal. Empieza a los tres minutos y medio aproximadamente. Hoy hace diez años que George, el de los de Liverpool, nos dejó.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s