Babonchi

Ayer Irene avanzó. Primero, tímidamente, el pie izquierdo. Después, tic, tic, tic, tic, hasta cuatro pasitos imborrables ya para siempre en nuestra memoria.

Lo de Neil Armstrong una memez.

Yo, al borde de la lágrima. Marta emocionada.

Después festejamos. Un bailecito, palmadas e Irene sonriendo que es lo que mejor sabe hacer porque no para de ensayar.

Durante su exilio en Londres, impuesto por la dictadura militar de Brasil, Caetano Veloso escribió esta canción para su hermana María Bethania, que tampoco paraba de reír.

Un abrazo desde el reino de las babas…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s