Wilco en Vigo (04/11/11)

El Auditorio do Mar de Vigo acogió el paso de Wilco por Galicia dentro del tour en el que presentan su nueva criatura “The Whole Love”.

De aperitivo un concierto breve de Jonathan Wilson que acompaña en este tramo de la gira. Para sorpresa del respetable el gran Pat Sansone salió a tocar con el californiano un par de temas brindando unas maravillosas voces en “Gentle Spirit”, canción que da nombre al primer trabajo de Wilson.

Wilco colgaron el cartel de todo el aforo vendido en los conciertos celebrados en España. Venían de arrasar en Madrid, Barcelona y San Sebastián, donde habían arrancado con “One sunday morning”, océano acústico de más de diez minutos que cierra su último trabajo y que sería una apuesta arriesgada como inicio de concierto casi para cualquier grupo, pero no para la banda de Tweedy.

Jeff Tweedy

De todas formas en Vigo cambiaron las tornas. Fue un concierto abrumador, potente, sin apenas concesiones.

Abrieron fuego con la dupla de canciones que abre el nuevo trabajo: “Art of Almost” y “I Might”. Enmarcados por una escenografía elegante (lamparitas de mesa colgando del techo y tapizando el suelo, luces tenues) los de Chicago fueron mezclando temas del último trabajo intercalados con clásicos de la banda.

El sonido dejó algo que desear, creo que debido en gran medida a la acústica del propio edificio, aunque fue mejorando a medida que avanzaba la noche.

Una avería en el equipo de Tweedy marcó el salto hacia la mejor, a mi modo de ver, parte del show: mientras los técnicos trabajaban para devolver el sonido a la guitarra de Jeff sonó “Hummingbird” y después, ya subsanado el problema, llegaron de corrillo “The Whole Love” que da título al nuevo disco, con esa intro que recuerda la “The 59th Street Bridge Song (Fellin’ Groovy)” de Simon & Garfunkel, rescataron del baúl “Box Full of Letters” de su primer albúm, la ineludible “Handshake Drugs”, se disfrazaron de Beatles con la extraordinaria “Capitol City” con reminiscencias del Sgt. Pepper’s de los de Liverpool, para rematar la faena con el himno “Jesus, Etc.”, esa obra maestra llamada “Impossible Germany” y la gran “Misunderstood”.

Con el público entregado llegaron los bises: seis pepinazos donde no faltaron la extraordinaria “Dawned on Me” del último álbum, ni la encantadoramente irónica “Heavy Metal Drummer” cuya letra me trae a la memoria aquello que cantaban Ruby y los Casino de “yo tenía un novio que tocaba en un conjunto beat…”

Los de Chicago prometieron acercarse de nuevo por estos lares. Los esperamos con los brazos abiertos. Un verdadero placer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s