NFL Semana 1

Se le echó en falta por Houston donde los Texans pasaron como un ciclón por encima de unos Colts sin referencia. Por primera vez, desde que fuese seleccionado por la franquicia con el número 1 del draft, Peyton Manning no estaba dirigiendo al equipo. El cuatro veces MVP de la liga hubo de ser reintervenido de una lesión en el cuello que, como mínimo, le va a mantener apartado gran parte de la temporada. Las previsiones más pesimistas auguran una retirada del deporte. Ahora toca esperar. Mientras tanto, como cantaba Freddie Mercury, el espectáculo debe continuar.

La jornada se abrió con un partido espectacular entre los dos últimos campeones, los Saints visitaron en Lambeau Field a unos Packers que parecían no haberse enterado de que ya habían ganado la Super Bowl y tenían ganas de hacerlo. En el primer cuarto, los de Wisconsin, endosaron a los de Nueva Orleans un parcial de 21 a 7. Desde ahí hasta el final duelo de pistoleros entre Brees (más de 400 yardas de pase) y Rodgers (más de 300 y un rating de 132.1). Los Packers lo hacían fácil y los Saints con un backfield de lujo (con un Sproles impresionante) conseguían mantenerse vivos hasta la última jugada del partido donde la defensa de los de Green Bay levantó un muro infranqueable para el novato Ingram que frustró el último intento de llevar el partido a la prórroga.

El domingo deparaba otros tres duelos estelares entre los gallitos de la competición.

En la guerra habitual entre Ravens y Steelers vino la primera gran sorpresa. Los partidos entre estos dos equipos, cuya enemistad ha ido in crescendo en los últimos años, suelen resolverse en márgenes muy estrechos de puntuación. No fue así esta vez en Baltimore. Los Ravens machacaron sin contemplaciones a unos Steelers desconocidos que permitieron más de 100 yardas de carrera al increíble Rice e hicieron que Flacco se desatase por fin. Baltimore forzó siete pérdidas de balón a su rival. Duro varapalo para los de Pittsburgh.

En Chicago, los Bears trituraron a unos incapaces Falcons que se van para casa con el rabo entre las piernas. Hay que dar crédito a los de Cutler y Urlacher (ambos soberbios durante el partido).

En Nueva York, los Jets hicieron otro ejercicio de supervivencia remontando una desventaja de 14 puntos en el último cuarto gracias a la mala fortuna de Tony Romo que, con un un fumble y una intercepción en ese parcial, tiró por la borda un partido que los Cowboys nunca debieron perder. Sánchez ha encontrado un buen aliado en Plaxico.

Al margen de esto la noticia del fin de semana ha sido el esperado debut de Cam Newton, flamante número uno del draft, guiando a los Panthers. El QB de Carolina ha hecho historia convirtiéndose en el primer rookie en lanzar para más de 400 yardas en su primer partido de competición.

2 touchdowns de pase y uno de carrera. Su estadística 24 de 37 para 422 yardas y un rating de 110.4 no es la tarjeta que presenta un novato en su debut. Son números de crack. Sólo le faltó la guinda de la victoria.

Por lo que respecta al resto de la jornada, destacar sobretodo la victoria de los Lions, con un Stafford espectacular, en Tampa, y la paliza que los Bills de Fitzpatrick les endosaron a los Chiefs en Kansas.

Para cerrar la jornada, en la jornada del lunes, los Patriots se acercaron a Miami para que el MVP de la pasada campaña, el señor Tom Brady, lanzase para 517 yardas estableciendo una nueva marca personal en la victoria de Nueva Inglaterra. En Denver los Raiders se llevaron la victoria por un apretado 23 a 20 en el estreno de Fox como entrenador de la franquicia de Colorado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s