Galicia Black Towers vs Lisboa Navigators (13/02/2011)

Una mañana de perros. Lluvia, viento, frío. La verdad es que las condiciones meteorológicas no ayudaban mucho, ni para la celebración de un partido de fútbol americano, ni para acudir como espectador al evento. Pero aún así hubo una buena entrada en las gradas del municipal de A Cañoteira en Cacheiras, Teo, para ver el encuentro que iban a disputar los Galicia Black Towers, el equipo local, y los Lisboa Navigators, campeones de la pasada edición de la liga, imbatidos desde que existe la competición y que se presentaban en Galicia después de haber arrasado en la jornada anterior a los Renegades de Oporto por un apabullante resultado de 97 a 6. Para más inri los Black Towers se presentaban de partida con bajas más que notables para afrontar el choque.

Antes de iniciarse el encuentro, dibujando hipótesis sobre cómo se desarrollaría, yo hubiese apostado por un inicio igualado, para después dejar paso a un continuo acrecentarse la diferencia en el marcador a favor de los Navigators. El porqué de esta hipótesis se basaba, tanto en la superioridad física del rival, como en su profundidad de banquillo. Entendía que los Black Towers aguantarían lo que sus fuerzas y que, a medida que el cansancio fuese haciendo mella, tanto el talento, como la frescura que pudiese aportar la rotación en el roster de los Navigators, haría que estos pasasen como una apisonadora sobre los locales.

Pero las previsiones están para incumplirse y eso es lo maravilloso de este (y de cualquier) deporte, que muchas veces el desarrollo de los acontecimientos no se subordina al dictado de la lógica.

No os equivoquéis, los Navigators ganaron de manera contundente por un marcador final de 40 a 6.

Pero tras ese marcador hay que hacer una serie de reflexiones que son fundamentales a la hora de entender la evolución del equipo gallego y de lo que puede deparar el futuro a medio plazo.

40 a 6 es el resultado más apretado que los campeones han concedido a lo largo de los dos años de competición en temporada regular. Únicamente los Lumberjacks se acercaron más a ellos y fue, dejándose la piel, en la final de pasada liga cuando cayeron por un, sorprendente por lo ajustado, marcador de 45 a 25.

En la crónica del partido celebrado el 14 de marzo de 2010 cuando los Navigators pisaban por primera vez Galicia para enfrentarse a los Black Towers escribí sobre un equipo (Navigators) enfrentado a un conjunto de voluntades, con mucho pundonor y poco rodaje (Black Towers).

El pasado domingo algo cambió. Hubo un equipo (Navigators) superior a otro EQUIPO (Black Towers), eso es una evidencia y el marcador es justo, pero analizando pormenorizadamente la evolución del partido podemos albergar esperanzas de cara al futuro.

De entrada los derroteros que marcaron el inicio del choque no auguraban nada bueno. No sucedió como preveía que las fuerzas estuviesen igualadas hasta que el cansancio hiciese mella. Nada de eso. Los Navigators dieron el primer golpe en la mesa y se fueron en el primer cuarto con una ventaja de 19 a 0.

¿Por qué?

Su defensa maniató al ataque local que cometió dos fumbles (pérdidas posesión de balón) que hicieron que el ataque portugués iniciase drives en situaciones de campo extraordinariamente ventajosas ante una defensa que no había ni empezado a calentar. Así, los Navigators asestaron las dos primeras cuchilladas (dos pases de touchdown del QB Zé Pedro#18  para sus receptores David Simões#7  y Paulo Monteiro#85).

Obligados a alejar el balón en la tercera posesión los Black Towers consiguieron, al menos, empujar a los lisboetas a iniciar su siguiente ataque desde campo propio. El balón se situó en la yarda 30 de los Navigators y, desde allí, el excepcional RB Marco Madeira#27 nos regaló una espectacular jugada de carrera evitando cuantos intentos de placaje le salían al paso para realizar una carrera de más de 50 yardas que no pudimos más que aplaudir.

Pintaban bastos.

A Marco ya lo habíamos podido disfrutar en el partido del año anterior (siempre es un placer ver a un jugador así).

Es más eléctrico que un tranvía.

Final del primer cuarto. Resultado 19 a 0. La proyección no era muy halagüeña.

Pero desde ahí las tornas cambiaron. En el segundo cuarto una más asentada unidad de ataque de los Black Towers conseguía, no sin esfuerzo, avances en cada una de sus posesiones. Ayudó a ello que los Navigators se empeñaron en cometer una serie de faltas sancionadas correctamente por los árbitros del encuentro. Aunque no anotó, el ataque local, permitió que la defensa que había salido fría en el primer cuarto, pudiese coger aire y no permitiese puntos del ataque portugués en el segundo cuarto. Hubo un touchdown de los Navigators que retornaron a través de su LB Filipe Cunha#52 un punt de los locales para hacer la anotación, pero en todo caso esta anotación hay que apuntarla en el debe de los equipos especiales y no de la defensa.

Con un parcial de 25 a 0 se llegó al descanso.

La segunda mitad siguió el argumento que se había trazado en el segundo cuarto del partido. Zé Pedro volvió a conectar para otro touchdown con su TE André Amorim#88. Pero la defensa de los Black Towers no permitió nada más. Subieron dos puntos más al marcador visitante, pero se debieron a dos jugadas espectaculares de los Navigators sin implicación directa de la defensa de los Black Towers: un punt del DL Edinaldo Estrela#90 que clavó el balón en la yarda 1 de los Black Towers abrió la puerta para una extraordinaria jugada del LB Miguel Matias#50 que forzó a que el QB de los Black Towers Ramón Barral Lijó#1 se deshiciese del balón, sin voluntad de jugarlo, dentro de su propia zona de anotación para evitar un sack seguro. Los árbitros interpretaron intentional grounding (decisión, desde mi punto de vista, acertada) lo que automáticamente se convirtió en un safety (anotación de dos puntos y siguiente posesión de balón automática para los Navigators).

Esos nueve puntos ponían el marcador parcial en un 34 a 0 a favor de los lusos.

Y así comenzó el último cuarto y ahí, la excelente defensa de los Black Towers, que ya había parado en varias ocasiones al ataque de los Navigators obligándolos a ejecutar punts, interceptando a Zé Pedro y parando al ataque para un turnover on downs, logró una secuencia espectacular. Consiguió que el equipo de Lisboa se situase en 4º down y 20. Lo lógico hubiese sido alejar el balón con un punt, pero supongo que los Navigators quisieron probar algo diferente. Como en los downs anteriores los intentos de pase habían sido desviados por la defensa, en una situación virtual de pase en un porcentaje muy alto de los casos, jugaron a la mano, un pitch para su RB intentando coger por sorpresa a la defensa gallega. Pero no funcionó y el resultado fue un turnover on downs que colocaba al ataque de los Black Towers iniciando drive en terreno portugués.

El ataque de los gallegos en un arranque de orgullo consiguió mover el balón apoyados fundamentalmente en las carreras del RB Pablo Gandarillas #8 que, aprovechando los huecos que sus compañeros de la línea consiguieron abrir en el muro portugués, llevó el balón hasta la yarda 5 de los Navigators (Pablo se dejó la piel a lo largo del partido y su esfuerzo fue encomiable).

Y entonces el ataque consiguió por fin derribar la frustración acumulada durante todo el encuentro, cuando el QB Ramón Barral Lijó#1 puso el balón en las manos del WR Jakob Hentschel#85 dentro de la end zone de los Navigators. 6 puntos embolsados y la satisfacción de recibir recompensa tras todo el castigo recibido.

Desde ahí al final, tan solo una nueva anotación de los Navigators, en jugada de carrera del FB Filipe Granjeiro#28.

La anotación por cuartos fue la siguiente:

1º Cuarto 2º Cuarto 3º Cuarto 4º Cuarto
0-19 0-6 0-9 6-6

Al final sonrisas por parte de los dos equipos, una grada entregada que agradeció el juego de los campeones y el esfuerzo de los locales y varias conclusiones de cara a lo que resta de temporada por parte de los Black Towers:

Notable muy alto a la defensa. Provocó pérdidas de balón de un equipo excelente, los contuvo en tres de los cuatro cuartos, y consiguió salir del partido con la sensación de que habían hecho un excelente trabajo. Si no hubo más cosecha fue porque enfrente tenían a Zé Pedro, un QB con un cuerpo entre Full Back y Tight End, que cuando las puertas se cierran es capaz de improvisar y salir corriendo con efectividad para salvar situaciones de terceros downs largos y cuartos cortos. Espectacular la línea que contuvo a los armarios de los Navigators de manera ejemplar, brillante la secundaria que no permitió demasiadas yardas aéreas y, que en todos caso, hubieron de rendirse en los uno contra uno con receptores de la calidad de Paulo Monteiro, que es una maravilla sobre el césped. Y que decir de los line backers, si exceptuamos la fantástica carrera de Marco Madeira, llegando siempre tras el compañero para afianzar el placaje y cortar cualquier intento de escapada. Siempre al quite.

Aprobado raspado al ataque. El poder de anticipación de los Navigators, su potencia física y su visión del juego, superaron siempre a la unidad, y sólo el pundonor hizo que se consiguiera la anotación final. El aprobado lo ganan por el esfuerzo y por no haber perdido la compostura, pero se va a necesitar mucho más si se pretende llegar de nuevo a disputar la posibilidad de una plaza en la final.

Asignatura pendiente: los equipos especiales. Sé que las bajas eran sangrantes, pero regalar posiciones de campo como las que se obsequiaron durante el partido, es suicidarse de a poquitos.

A los Navigators gracias por el juego desplegado, por la velocidad de ejecución, por el poderío y por el señorío, gracias también por la promoción del deporte y por las caras nuevas que hemos visto, por personalizar en uno y, sin que se entienda como un menosprecio al resto, me encantó el partido del rookie Dário Chocolate…

Y esperamos que, cuando vuelvan el año que viene a jugar a Galicia, hayamos recortado otro peldaño más en la diferencia. Eso si no nos tropezamos antes en la final de Lisboa. Cualquier excusa es buena para andar por las calles que Pessoa aclimató a su rumbo…

Para ser grande, sé entero: nada
tuyo exageres o excluyas.
Sé todo en cada cosa. Pon cuanto eres
en lo mínimo que hagas,
por eso la luna brilla toda
en cada lago, porque alta vive.

Oda. Ricardo Reis*

*(Heterónimo de Fernando Pessoa)

Para ver las fotos del partido PULSA AQUÍ

Anuncios

10 comentarios en “Galicia Black Towers vs Lisboa Navigators (13/02/2011)

  1. Grande como siempre, y gran actuacion durante el partido, he oido muchos elogios hacia el Speaker del encuentro… sobre todo de nuestro invitado de honor, el señor Noriega. Animo y sigue asi.

  2. Espectacular la crónica. Como siempre tus palabras nos hacen estar aún más orgullosos de nuestro proyecto. Es un placer contar con apoyos como el tuyo. Gracias.

  3. Eu xa sabía que ías facer unha reportaxe do encontro guapísima. De feito, o luns estaba actualizando o teu blog aos poucos para ver se xa a subiras jaja (podíame a impaciencia). En serio Manuel. Gran reportaxe. Espero que te divertiras no encontro, como afeccionado e como speaker, pois é a finalidade principal dese posto. Aproveito para darche os parabéns por parte miña, dos meus compañeiros e afeccionados varios que se achegaron, pois seica a narración foi de luxo. Se che digo a verdade eu non me percataba de moito pois estaba obcecado co partido jaja.

    Gustaríame dar a miña opinión. Navigators son un gran equipo que nos dous últimos anos arrastra unha traxectoria deportiva impecable froito da súa gran estructura organizativa, que conta cun tipo de apoios dos que nós aínda carecemos totalmente. Polo tanto, e aínda que dentro do terreo de xogo nunca o creín así, o resultado vaticinábase favorable para os nosos amigos lusos.

    Sobre o que comentas de ataque e defensa. É certo que a cada partido a nosa defensa mellora máis: placa máis duro, fai mellores coberturas, etc…Pero aínda así, non hai que esquecer que encaixamos 40 puntos. Non pretendo desmoralizar, nada máis lonxe da miña intención, pois estou moi orgulloso do carácter amosado polos meus compañeiros, por non esquecer que eu son defensa jaja. O que quero dicir, é que non é pretexto o que o ataque dos outros sexa bo para encaixar 40 puntos ou que saíramos fríos no 1º cuarto (pois co frío que facía tamén saíu frío o ataque, dichoso temporal!). De tódolos xeitos, amosamos carácter gañador, pois en ningún momento baixamos os brazos ante a superioridade dos Navigators, e iso é mentalidade de campión.

    En canto ao ataque, opino o mesmo que a defensa. Enfrontábamonos á mellor defensa actual da liga, pero para mín non é pretexto para non anotar ou non avanzar. Sen embargo, estou orgullosísimo, pois a pesares de ir perdendo, de non ter ningún tipo de posibilidade de gañar, batemos na porta dos Navigatos ata conseguir puntuar. E ademáis nunha gran xogada de pase na que o QB tivo boa protección, na que éste lanzou un pase milimétrico e na que os receptores fixeron todos o seu traballo nas rutas.

    A miña conclusión. Non podemos saír tan desconcentrados, pois en tódolos deportes, iso pasa factura, e contra un equipo coma os Navigators máis. Deportivamente estamos mellorando tanto como podemos, pois difícilmente podemos facelo tendo en conta a nosa infraestructura deportiva, na que non temos cartos nin para balóns e na que te pensas dúas veces o caer ao chan no noso campo de adestramento (pois doe máis que bater con calquera dos Navigators). A pesares de todo, estamos no camiño de formar unha estructura deportiva que quede para non marchar nunca, e iso o demostramos en cada partido. A pesares da derrota foi o partido de fútbol americano que máis desfrutei xogando na miña vida.

    Esperamos que sigas comnosco a bordo moito tempo, nun proxecto que cada día endereza máis o seu rumbo, e que dentro de pouco teñas que romperte os miolos para redactar crónicas do equipo sénior e máis dos equipos das categorías inferiores ;).

    Unha aperta e vémonos no seguinte partido.

  4. Como diz o Abel… narración do encontro foi de luxo!!

    Obrigado a todos, obrigado por esta crónica espetacular como habitual e continuem o bom trabalho!!

    Marco “Electrico” Madeira 🙂

  5. Excelente artigo, Manuel.

    Obrigado pelo apoio que dás aos Black Towers, Liga Portuguesa e ao Futebol Americano no geral.

    Boa sorte aos Black Towers no que resta do campeonato.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s