Hay vida después de…

Obviamente era lícito pensar que con la llegada de nuestro pequeño retoño este blog adelgazaría notablemente en cuanto a contenidos, debido fundamentalmente a la falta de tiempo, a la acumulación de sueño, al cambio de pañales, al baño diario inexcusable y demás etcéteras que queráis añadir a esta escueta lista.

Así debería ser.

Pero hay que tener en cuenta que este blog ha tenido desde su nacimiento una vocación terapéutica y sirve al que redacta para relajar tensiones  y compartir reflexiones con todos aquellos de vosotros que tengáis a bien leer las divagaciones del Paspalletas. Sé que muchos lo hacéis y que algunos, incluso, las disfrutáis. Me alegra y me conmueve (como no puedes ser de otra manera al estar mis sentimientos tan a flor de piel desde la llegada de Irene).

Embarcados como estábamos en nuestro embarazo, por todas partes recibíamos alertas de los pequeños placeres que íbamos a dejar de paladear a causa de nuestra futura paternidad/maternidad.

La mayoría de la gente insistió en el sueño (¡dormir todo lo que podáis!), en la falta de tiempo para el ocio personal (¿Qué os gusta leer? ¡Aprovechad ahora, qué luego…!/ ¿Escribir? ¡De lo del blog olvídate!)…Y demás lista de actividades que os podáis imaginar.

Algunas amables mujeres se gustaron en compartir con Marta (ya en el disparadero) sus traumáticas experiencias a la hora del parto (¡Estuve 230 horas dilatando y nada!… ¡se fue la luz en el quirófano, no veas que mal lo pasé!… ¡la cabeza del bebé era más grande que el botafumeiro!…) aventuras que francamente, sin hacernos mala sangre, se deberían obviar cuando tu interlocutora está a punto de salir de cuentas.

Nosotros no podremos amargarle los últimos días de embarazo a nadie porque nuestro parto fue de libro, en familia, y disfrutando cada segundo de la llegada de nuestra pequeña. Nos dio tiempo a reír, a llorar (de alegría) y a disfrutar completamente de ese momento milagroso.

Cuando Irene sea mayor podremos contarle que el día anterior a que su padre cumpliese 43 años, un 19 de octubre soleado, martes, después de comer, mamá rompió aguas y, que en un periquete, en un abrir y cerrar de ojos, ella se plantó en nuestras vidas con sus casi tres quilos y con sus ojillos achinados que la parecían a su mamá, y que en el primer mes que transcurrió desde su nacimiento ganó algo más de un quilo, y que en lugar de a mamá comenzó a parecerse a una cosa entre Winston Churchill, el Orson Welles fondón y Jabba,  y que a su padre le gustaba bromear con ella llamándola la “Odre Hepburn”, y que sus padres continuaron durmiendo bastante bien…

 

…y que siguieron leyendo por ejemplo la última novela del reciente y merecidísimo premio nobel Mario Vargas Llosa “El sueño del celta” que desde aquí os recomiendo encarecidamente, del mismo modo que os podría recomendar otras obras suyas y de otros escritores que hubiesen merecido el mismo reconocimiento, pero que se fueron a criar malvas sin que en Suecia se diesen por enterados (un tal Borges, un señor de Valladolid llamado Miguel Delibes, ¿a alguien le suena Julio Cortázar?, existió o sólo fue una invención Bioy Casares,  ¿Qué tal Yukio Mishima?, ¿demasiado exótico George Simenon?, ¿demasiado radical Anthony Burgess?… (podéis rellenar a partir de aquí los nombres que os apetezcan, a mí ya se me han ocurrido otros cuantos antes de cerrar paréntesis).

Y obras de otros escritores a los que probablemente tampoco les caerá la breva: Philip Roth del que ya he mencionado alguna que otra a lo largo de este viaje, el absolutamente excepcional Salman Rushdie (embargadora “La encantadora de Florencia”, exuberante “Hijos de la medianoche”), Don DeLillo (magistral “Submundo”), el inquietante Cormac McCarthy (escalofriante “La carretera”, hemofílica “Meridiano de sangre”), etcétera, etcétera, etcétera.

Pues eso que este blog no se cierra por falta de personal, que no hacemos un ERE, ni una yé (¡Viva la RAE que nos parió!) y que intentaremos sobrevivir, al previsiblemente largo invierno, con nuevas entradillas en cuanto nos apetezca teclear otro ratillo.

No dudéis: hay vida después de…

P.S.: Compruebo que algunas personas de bien estáis preocupadas por las canciones que están pasando a engrosar la nueva categoría “Las nanas de Irene”. Aclaro que bauticé así la nueva categoría porque me sonó bien, pero que esas músicas Irene las disfruta en momentos diversos del día, y no tienen como finalidad la de que nuestro retoño enganche el trineo del sueño. Para esto os informo que funciona muy bien, en nuestro caso, aquella coplilla del maestro Janeiro que rezaba:”toa, toa, toa, te nesecitoooooo toaaaaa, como anteeeeeeeeeees, toaaaaaaaaa, perdón por haber sido…”. A Irene la relaja y ¿acaso no son los Janeiros y Estébanes, los Montesco y Capuletos de esta época nuestra?…No sé si… ¡¡¡Mentiendeeeeeeees!!!

Para los que no disfrutéis de la Janeirada aquí os dejo una de poneros tiernos que estamos en la época del frío, las castañas, los cocidos y las mantas…

Anuncios

5 comentarios en “Hay vida después de…

  1. Has conseguido que me emocione un montón, he revivido nuestro parto de Manel, y hasta me estoy animando para ampliar la familia. Me alegra muchísimo que seais tan felices. Os queremos. Bicos.

  2. עברת אירוע לב? נמצא באחת מקבוצות הסיכון? צור איתנו קשר עוד היום!
    No se que significa; pero mola el hebreo, eh! Para que veas que sigo tu Blog hasta desde Israel. Asi me gusta, que sigas al pie del canon (mierda, la n no esta). Perdon por los acentos, pero no me entero con este teclado.

  3. buf espero que lo de las 23 horas de dilatacion no sea por mi, porque en realidad las mias fueron 24….me encanta, el blog y vuestra nueva situacion, da gusto….un besote para los tres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s