Narcolepsia

Algunas veces me duermo al volante. Me atrae el bordillo. Asalto la acera. Desperdigadas, en las revistas del quiosco destrozado, Belén Esteban y Letizia rozan sus caras. Por un instante me inunda la grima. Otro gato pierde una vida. El carrito de los helados sale volando, nacen cucuruchos en todas las miradas. En la mesa de esa terraza, una mujer lee su última línea. Me conduce a tiempo de trazar la curva que me abraza…

Anuncios

2 comentarios en “Narcolepsia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s