Aburren a un muerto

“De tanto calar xa falo eu solo”

Uxío Novoneyra.

Muy mal van las cosas en este país revanchista, en el que con más de cuatro millones de parados, y suma y sigue, la atención mediática se focaliza en la supuesta “persecución fascista” a un juez de la Audiencia Nacional, en la eterna espera de la sentencia del Constitucional al recurso contra el Estatuto de Cataluña, y en el drama por el hundimiento del nuevo proyecto del madridismo cortoplacista que parece no entender que al fútbol se gana jugando y no comprando…

Por si alguien no se ha dado cuenta a estas alturas de la película, Franco murió en 1975, fecha que suena como antigua, pero en la que algunos, bastantes, ya vivíamos. Y sé que murió porque en los colegios tuvieron a bien dar tres días de vacaciones (creo que los llamaron “de luto nacional”) en los que menda y sus colegas, Susín, Abel, Zalito, el malogrado Santi, jugaron al balón en las plazoletas de nuestro barrio de Vista Alegre mientras los rostros grises que hasta entonces habíamos conocido se iban coloreando con sonrisas. Mucha gente brindó con champán (lo del cava llegó después), o eso dijeron, para conmemorar tal efeméride.

Yo, por aquel entonces, era abstemio. Acababa de cumplir ocho años.

Después llegaron tiempos convulsos, en los que aquellos que no creen que hablando se entiende la gente, cogieron las pistolas para intentar arreglar a su manera el chiringo que se les había echado a perder. La cordura y el buen hacer de una generación harta de enfrentamientos estériles y desgraciados hizo que por una vez en este reino de taifas y, a fuerza de consenso, se llegara a vivir en una suerte de paz, sólo quebrada por los simpáticos muchachitos del norte que “nos habían librado de Carrero Blanco”, detrás del que se han ido más de mil de todos los colores, edades y opciones de pensamiento. Ahora la Euskal Herria abertzale socialista marxista leninista se sustenta en manos de jovenzuelos que con una mano sostienen la 9 mm parabellum y con la otra se prueban la camiseta de la selección española campeona de Europa. Parece que el “a por ellos, oé…” sirve igual para un roto que para un descosido.

He hablado muchas veces con mi hermana sobre los defectos que, a mi parecer, dejó la transición hacia la democracia en España. Muchísimos cabos sueltos de los que hoy en día somos deudores. En cierto modo de aquellos polvos vienen estos lodos. Se apostó por una reforma y no por una ruptura y todos tuvieron que ceder de algún modo. Eran tiempos difíciles siempre con la espada de Damocles de una parte del ejército amenazando el precario status quo. Allí se diseñó el inestable alambre sobre el que se sustenta todo nuestro estado de derecho, alambre que se sujeta en tres pilares fundamentales: igualdad, respeto y libertad.

Pues bien, el deporte nacional es ahora, bombardear los pilares sobre los que se asienta el sistema.

La igualdad ha venido quebrándose continuamente, por gobiernos de todos los colores, a través de continuas cesiones a determinados territorios a cambio de apoyos a ejecutivos en minoría, sustentados en pactos más o menos estables, con partidos nacionalistas que en lugar de mirar por el beneficio del conjunto han mirado, en exclusiva, por el suyo propio. Señores, intenten venderlo ustedes como quieran, pero por muchas vueltas que le den, les aseguro que en la vida van a convencernos al resto, ni siquiera creo que lo crean ustedes, de que menos es más.

El respeto se ha perdido por las continuas intromisiones del poder político, que ha hecho de su culo un pandero, y ha politizado las demás instituciones del estado diluyendo la imprescindible separación de poderes garante del cumplimiento de las normas de convivencia.

La libertad la violamos todos los días cimentando nuestro discurso en la continua descalificación, el insulto fácil y la total carencia de argumentos.

Yo opino:

Que Garzón y los de la trama Gürtel sean juzgados, que así lo ha admitido a trámite el sistema judicial, y que todo el mundo recuerde que existe algo llamado presunción de inocencia. Y, si fuesen declarados culpables de algún delito, que cumplan como todo hijo de vecino.

Que el Constitucional haga su trabajo y que no se deje ningunear por la presiones de aquellos para los que las reglas de juego, al parecer, no sirven. Uno no puede romper la baraja cuando no le gustan las cartas. Y sobretodo, para garantizar la convivencia, señores, recuerden que todos debemos jugar con la misma baraja y a todos se nos deben repartir el mismo número de cartas.

Que el Madrid sacará de nuevo la chequera, sino al tiempo, gastando a mansalva para financiar el batacazo del año que viene…o tal vez no…porque como dice la canción del maestro Santiago Auserón: “nunca se puede saber lo que va a ocurrir mañana, salvo que a un fin de semana, sigue un lunes otra vez…”

Pues bien, mañana que es lunes, a ver si el gobierno recuerda que el trabajo es un derecho reconocido y que, la gente, en general, no quiere limosnas, sino oportunidades…o sea, que empiecen a trabajar que para eso cobran, ellos sí.

Anuncios

4 comentarios en “Aburren a un muerto

  1. Por esta vez, y sin que sirva de precedente, no voy a discutir tu opinión; quién podría…
    Javier Cercas, en “Soldados de salamina” describía como el verbo inflamado de Sánchez Mazas contribuyo decisivamente al estallido de la guerra civil (seguramente él no esperaba tal consecuencia). Yo no vivi esa época y no creo que la situación ahora sea comparable; pero la verborrea y el sectarismo de algunos contertulios, políticos e incluso gente de la calle parecen llevarme aquellos tiempos de pre-guerra tal y como se describen el libro.

  2. Ya se lo decia Zapatero a Iñaqui Gabilondo antes de las elecciones generales, necesitamos tensión, una vez más la falta de estrategia política y de alternativas utiles para sacar a este país del pozo de la recesión economica que trae como consecuencia la dramatica cifra de paro intenta suplantarse instigando el frentismo que saca a relucir lo peor de nosotros en una sociedad cada vez más astiada ante la falta de profesionalismo de aquellos a los que les pagamos para gobernar y no para enfrentar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s