Un paseo por la cuenca del Duero (1)

En realidad el título de este post no es más que una cortina de agua que enmascara a los verdaderos protagonistas de esta escapada: la gastronomía y el vino. Es cierto que para hacer el paripé, para no quedar de glotones pantagruélicos, disfrazamos la ruta con paseíllos y visitas ciertamente interesantes, pero rememorando estos días pasados entre Portugal y Castilla, los olores y los sabores son lo primero que rescata la memoria (Ay colesterol, mi colesterol).

Desde Galicia cruzamos la frontera con Portugal bajando desde Verín hacia Chaves para dirigirnos a Lamego, primera parada del viaje. En el corazón mismo de la cuna del vino de Oporto, que recibe el nombre de aquella ciudad, aunque se produzca aquí, al calor de un valle favorecido por un amable clima mediterráneo en donde no es extraño encontrar naranjos y olivos acompañando a los viñedos en la configuración del paisaje.

Paisaje escalonado en terrazas a través del valle del Douro con una preciosa carretera, la N-222, trazada al borde mismo del río, que une las localidades de Peso da Regua y Pinhao. Es como ir recorriendo el cauce a bordo de un rabelo, las embarcaciones tradicionales que se utilizaban para bajar el vino hasta Oporto. En este recorrido se alzan quintas de las principales marcas productoras del vino, muchas de ellas reconvertidas en maravillosos lugares donde descansar, disfrutar de la gastronomía, degustar los caldos y recrearse en la amabilidad de clima y del paisaje.

En Pinhao se debe hacer un alto para disfrutar de la pequeña y  coqueta estación de tren, decorada con azulejería que representa las distintas fases de la producción y el transporte del vino. _MG_1169

Ya en Lamego, dos lugares señalados a destacar: la Portada de la Sé, con unas curiosas representaciones eróticas que llaman la atención, y la capilla de San Pedro de Balsemao, la más antigua de Portugal, cuyos orígenes se remontan al S.VII.

A la mañana siguiente, antes de poner rumbo a tierras salmantinas, paramos en Guarda, la ciudad más alta de Portugal. Construida a más de mil metros de altura, capital mayor de la Serra da Estrela. Un pastelillo y un café en la plaza principal, presidida por su imponente catedral gótica, con aire de fortaleza.

Del Douro saltamos al Águeda, el río que baña la señorial Ciudad Rodrigo, el oasis del oeste de Salamanca. De su pasado romano han heredado los habitantes de la ciudad el gentilicio de mirobrigenses, aunque mayormente se les conoce por el apodo de farinatos, apelativo debido a un embutido de origen local elaborado a base de miga de pan, grasa de cerdo y cebolla, sazonados con sal, pimentón, comino, ajo, cebolla, anís, aguardiente y aceite de oliva . Se suele tomar acompañando de huevos fritos. En el momento de ser servido ha de mezclarse todo y directo a la yugular colesteroleica. Aceptad un consejo: para tomar a la hora de comer, no se aconseja cenar. Se puede acompañar para su mejor entrada por un vino de las Arribes del Duero.

_MG_1555
Ciudad Rodrigo

Ciudad Rodrigo esta rodeada en todo su perímetro por una muralla habilitada para el paseo. Desde ella se puede uno hacer con la ciudad de un plumazo. Desde el castillo de Enrique II de Trastámara, reconvertido en Parador, hasta la Catedral de Santa María, cuya torre guarda las cicatrices de los pepinazos que recibió durante la Guerra de la Independencia.

Si uno callejea se encuentra con una buena cantidad de palacios señoriales que jalonan todas las calles de la ciudad que inevitablemente conducen  hasta la hermosa Plaza Mayor, presidida por el magnífico ayuntamiento renacentista. La plaza es el centro de la vida de la ciudad y es una gozada tapear cuando cae la tarde en las terrazas que la salpican, o acercarse a sus espaldas hasta el callejón que alberga el Zascandil, local de tapas de diseño con sabor de la tierra.

Si lo que uno quiere es una buena sentada se ha de dejar caer por el Estoril o el Mayton._MG_1475

La visita a la catedral es obligada. Magnífica la fachada sur o “de las cadenas”, el pórtico del perdón, el coro y un sepulcro conocido como el “altar de alabastro”, aunque lo que nos resultó más llamativo fueron las figurillas talladas en las basas de las columnas del claustro, una especie de divertimento muy curioso.

A tres cuartos de hora de viaje desde Ciudad Rodrigo se llega a la Peña de Francia, en la que se asienta un santuario dominico dedicado a la virgen del mismo nombre, cuyos orígenes se remontan al siglo XV. Situado a  1783 metros de altitud, desde la meseta que lo preside se contempla un singular paisaje que abarca la llanura castellana, las montañas de las Hurdes y la sierra de la Estrella en Portugal. (Eso si el viento y el frío os lo permiten, porque por no hacer sangre digamos simplemente que hace una rasca que te cagas).

Bajando de la Peña de Francia se zambulle uno en el conjunto de pueblos que salpican la sierra y dan entrada al valle de las Batuecas, entre los que destacan La Alberca, Mogarraz, Miranda del Castañar y San Martín del Castañar.

_MG_1295
La Alberca

El más turístico, sin duda, es La Alberca, con una preciosa plaza Mayor a la que conducen calles en cuyas casas los dinteles se muestran cincelados con las fechas de su fundación y con inscripciones, signos y anagramas religiosos. En la iglesia parroquial se puede ver un interesante púlpito en granito policromado del siglo XVI.

Para comer en la zona, el Mesón Taurino, en la plaza del pueblo de Mogarraz. Excelentes carnes a la brasa (Magnífica recomendación de Carlos).

Nos pareció muy bonito el conjunto de San Martín del Castañar, con una plaza de toros de planta irregular, encastrada entre el castillo, en cuyo recinto se alberga el cementerio, y  las casas del pueblo.

Y desde el Águeda, al Tormes…

Aunque como bien dice el refrán: “Salamanca no hace milagros, el que va jumento no vuelve sabio”.

Anuncios

3 comentarios en “Un paseo por la cuenca del Duero (1)

  1. Yo hice una ruta parecida cuando era jóven y la verdad es que merece la pena, y mucho (se entiende que hablamos de la gastronómica… bueno, vale, y la cultural también).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s