Sequía (Buenas noches amigos…y enemigos)

Cesó de llover agua. Llovieron hijos de puta. A cántaros. Emborronaron el cielo como tinta china empapando papel fieltro. El aire se lleno de escrúpulos, de los que se iban sembrando en su bajada a las aceras, a los gobiernos. Llegaron con clamor de trompetas, pompa y circunstancia, adornando un mediodía hasta entonces bastante anodino. Nadie reparó en ellos. La fuerza de la costumbre. 

De todas las cosas estúpidas que podrían haber sucedido, sucedió aquella. Estúpida y terrible. El tedio se propagó, lento como un octogenario en un paso de cebra, entre una población ávida de salvadores de la patria, vendedores de ilusiones, bigotes sin poder de convicción y alardes de talante. No hubo capacidad de reacción. Reacción no figuraba en los diccionarios. Las bocas y los oídos se llenaron de eufemismos como concordia, respeto, integridad y del sonido atronador de las bombas. Bombas como cizallas liberando a los iguales del poder opresivo de los otros, del infierno. El norte olía a humo. Nadie se miraba ya en los espejos. 

Y en esto estábamos, como camellos tratando de pasar por el ojo de la aguja, fabricando Mesías a nuestra medida, comprando el cielo con ofrendas materiales y prebendas, escuchando a las espaldas orarle en latín a un dios ciego, sordo y mudo, que insaciable vaciaba nuestras arcas y segaba nuestras vidas. Con pulcritud, sin efectos especiales, ni zarzas ardiendo, ni hostias en vinagre. 

Como un vino que mejora con los años, así nuestra ineptitud nos vistió como una lapa, vendó nuestros ojos, nos hizo sentir el placer de los maniatados, nos acercó un poquito más a Cristo y un muchito más a Sade. 

Más tarde llegó la guerra, la guerra de las lenguas, lenguas para matarnos, no para entendernos. Cainitas por linaje y por fe. Buscamos en otras tierras la tierra y en otros ojos el futuro que ya se estaba quemando bajo nuestros pies. 

Tiernamente agonizamos sepultados por el peso de la paja. 

Nadie escapó al recelo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s